Aciertos en la compra de muebles

Comprar muebles no es sencillo, lo sabemos. Hay que tomar decisiones importantes porque se trata de productos que no solo van a durar dos o tres años, sino que están pensados para formar parte de tu hogar durante mucho tiempo.

Precisamente por eso es importante que no cometas errores a la hora de comprarlos, y precisamente por eso hemos preparado este artículo en el que solo te hablamos de aciertos, que imaginamos que es lo que más te interesa. ¿Empezamos?

Tomar todas las medidas posibles

Antes de ir a ver muebles debes tomar las medidas de todos y cada uno de los huecos en los que irá alguna pieza de mobiliario. Con esto no solo me refiero a tomar medidas de la longitud de una pared, sino que también hay que pensar en otras medidas tan importantes como la profundidad y la altura. Anótalo todo bien en una especie de croquis y con esos datos podrás ir a cualquier tienda a ver muebles de los tamaños que necesitas sin miedo a equivocarte.

Piensa en el diseño, pero también en la funcionalidad

El diseño es muy importante, eso no lo vamos a negar. Sin embargo, debemos ir un poco más allá para fijarnos también en la funcionalidad, ya que los muebles no solo están para hacer bonito. A los muebles hay que pedirles una serie de funciones que son capaces de desempeñar para hacernos la vida más fácil. Por ello, piensa en cómo es tu día a día y sabrás qué es exactamente lo que necesitas.

El estilo que predomina en tu hogar

A la hora de dar el “sí quiero” a un mueble, no solo nos tiene que gustar como pieza aislada, sino que tenemos que pensar en cómo quedará con el resto de elementos con los que va a compartir espacio. Por ello, es fundamental que tengas muy claro qué estilo decorativo es el que reina en tu hogar, y a partir de ahí podrás ir a buscar muebles que tengan unas características determinadas en cuanto a material y color. Todo quedará genial, en armonía.

Fijar un presupuesto global y específico

No es fácil acertar con la cantidad que te vas a gastar en cada mueble, pero sí deberías elaborar una especie de presupuesto aproximado que te permita gastar solo lo que puedes gastarte en cada mueble. Al fijar primero un presupuesto global y luego ir a por un presupuesto más específico, lo que estarás logrando es llevar a cabo un reparto muy equitativo del dinero a invertir, lo cual vas a notar mucho a la hora de ver que todos los muebles tienen una calidad similar. Si no lo haces, es probable que te gastes mucho dinero en un mueble en concreto y muy poco dinero en otros muebles por el simple hecho de que te has quedado sin presupuesto.

Comprar muebles hechos a medida

Sí, los muebles hechos a medida suelen tener un precio superior a los muebles que se fabrican con dimensiones estándar, pero no menos cierto es que son capaces de darnos la vida en cuanto a espacio se refiere. Toma medidas y trata de pedir los muebles que sean capaces de aprovechar hasta el último centímetro cuadrado de tu hogar. Lo agradecerás mucho.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.