Cómo decorar el salón con estilo escandinavo

Salón Nórdico cambrian chocolate    

Uno de los estilos decorativos que cada vez tiene más adeptos es el escandinavo o nórdico. Y lo cierto es que no nos extraña, ya que con él podemos lograr espacios sencillos, funcionales, cómodos y cálidos. Además, gracias a las características propias de este estilo se pueden conseguir estancias más luminosas y visualmente más amplias. Por tanto, es perfecto para las viviendas de pocos metros cuadrados, que son las más habituales hoy en día. Así, hoy queremos proponerte que decores tu salón, considerado por la mayoría como la estancia más importante del hogar, basándote en esta tendencia. Para echarte una mano con esta tarea vamos a explicarte cómo decorar el salón con estilo escandinavo.

Colores

Originario de los países nórdicos de Europa (Noruega, Suecia y Dinamarca), el estilo escandinavo se caracteriza por utilizar el blanco y los tonos que proporciona la madera tanto para los muebles como para suelos, paredes y techos. Eso sí, son preferibles los tonos más claros. Además, si te decantas por los muebles de color blanco potenciarás la luz natural que, como te comentaremos más adelante, es esencial para los ambientes de estilo escandinavo. Así, unos muebles de salón blancos como los que puedes ver en la siguiente imagen son perfectos para el estilo escandinavo. Para que la estancia no resulte demasiado aburrida, puedes optar por añadir toques de colores más alegres a través de los textiles o de los objetos decorativos.

muebles-de-salon-estilo-moderno-con-aparador

Muebles

Si estás decidido a decorar tu salón con el estilo nórdico deberás tener clara la máxima más importante del minimalismo: “menos es más”. Así, deberás optar por las piezas de mobiliario básicas, siempre y cuando sean funcionales Además, es importante que se trate de muebles sencillos, sin molduras ni tiradores barrocos. También deberás tener en cuenta que son preferibles las piezas bajas y de líneas rectas. En cuanto a los colores, como te hemos explicado antes, predominan los blancos y los tonos que proporciona la madera, especialmente los claros. También son muy comunes las composiciones de muebles que combinan la madera y el blanco. Un buen ejemplo es el mueble de salón que puedes ver en la siguiente imagen. Además, en un espacio donde predomine el blanco tampoco es mala idea añadir algún mueble oscuro.

mueble-salon-aparador-minimalista-045 SAL MOD 24

Materiales

Una de las claves del estilo escandinavo es utilizar elementos naturales. Por eso, te proponemos que te decantes por introducir en tu salón muebles de madera, material que también puedes utilizar para otras partes de la estancia: suelo, elementos decorativos, paredes… Otros materiales comunes en los salones nórdicos son el cuero y las pieles, ideales para los asientos (sofás, sillones, butacas, sillas…), mantas, alfombras y cojines.

Elementos decorativos

Aunque el estilo escandinavo se caracteriza por ser bastante minimalista, no podrán faltar en tu salón algunos elementos decorativos como, por ejemplo, las plantas, que además de darle un toque natural a la estancia, proporcionarán vida y un toque de color. También son muy comunes los cuadros y los marcos de fotos grandes, las composiciones tipo collage, y los objetos de estética vintage.

Salón moderno diseño nórdico con gran capacidad

 

Iluminación

Por último, y no por ello menos importante, queremos hablar de la iluminación, clave en la decoración de salones de estilo nórdico. Lo primero que debes saber es que es necesario potenciar la iluminación natural. De hecho, en muchos hogares del norte de Europa se prescinde de las cortinas para poder disfrutar de los pocos rayos de sol que tienen a lo largo del año. Eso sí, si no puedes o no quieres vivir sin cortinas, también puedes optar por las que son de tejidos livianos y claros, ya que te proporcionarán intimidad dejando pasar la luz del sol. Para potenciar la iluminación natural también son útiles los colores claros, básicos de estos espacios, y los espejos, que reflejan los rayos de sol extendiéndolos por toda la estancia. Y para las noches o los días oscuros, no te olvides de tener en tu salón una buena luz artificial directa e indirecta.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.