Consejos para decorar el dormitorio en verano


Cundo llegan los cambios de estación, a todos nos gusta que estos también se reflejen en casa, especialmente si nos referimos a la época más cálida del año. Por este motivo, y antes de que pueda pillarte el toro, hoy vamos a explicarte cómo darle un toque veraniego a una de las estancias más importantes del hogar: el dormitorio. Y es que, entre otras cosas, hay que tener en cuenta que, con el calor, dormir durante junio, julio, agosto y septiembre puede costar un poquito.

Un espacio cómodo y estético

Cuando se trata de la decoración de espacios interiores, el objetivo es crear un espacio cómodo para quien vaya a evitarlo. Eso sí, si nos estamos refiriendo al dormitorio, lo importante es crear un ambiente óptimo para el sueño, donde poder relajarse y disfrutar de noches durmiendo plácidamente. Sin embargo, durante el verano, las altas temperaturas suelen afectar a los momentos de descanso, algo que puede solucionarse con algunos trucos con los que, además, lograrás crear un clima fresco y relajante que consiga que el calor no agobie.

Ropa de cama

Lo principal a la hora de decorar el dormitorio de cara el verano es cambiar la ropa de cama. Así, tendrás que guardar las colchas, los edredones y las mantas para colocar sábanas más alegres y veraniegas. Lo ideal es tener una cama fresquita y que atraiga a la hora de ir a dormir. Y es que una cama cubierta por mantas en verano, más que atraernos puede quitarnos el sueño al momento.

El resto de textiles del dormitorio

En cuanto al resto de textiles, será mejor que reemplaces las cortinas, las alfombras y las fundas de cojines por otras nuevas que tengan diseños relacionados con esta época del año: colores alegres y atrevidos, estampados florales o tropicales…

Ventilación

Otra de las claves a la hora de decorar el dormitorio en verano es la ventilación. Para lograrla, deberás optar por cortinas de telas delicadas que permitan el paso de la luz solar y el aire (si quieres, puedes optar por una doble cortina para poder generar sombra) y por mantener la ventana o la puerta abierta varias horas al día. Además, es importante que ventiles el colchón a menudo para mantenerlo en perfectas condiciones.

Por otro lado, tendrás que contar con aire acondicionado. Lo mejor es que los nuevos diseños se adaptan perfectamente a la decoración de las estancias.

Un dormitorio lleno de color

Por último, como el verano nos anima a todos a crear ambientes más alegres, animados y llenos de color, lo mejor es decorar el dormitorio con colores intensos y luminosos tanto para los muebles, como los textiles y los accesorios. Así, por ejemplo, no es mala idea optar por colores como el azul, el verde, el naranja o el amarillo, especialmente si se trata de los dormitorios infantiles y juveniles.


Por supuesto, durante el verano también son muy recomendables los colores claros como el blanco, ya que aportan luminosidad y hacen los espacios más amplios. Un dormitorio moderno como el de la fotografía que puedes ver al principio, podría ser ideal para la época más cálida del año. Además, te recomendamos que optes por dos de los estilos decorativos más típicos del año: el estilo playero o el estilo náutico.

Desenchufa los aparatos electrónicos

Por último, te recomendamos que desenchufes los aparatos eléctricos del dormitorio mientras no los utilices, ya que cuando permanecen encendidos generan una pequeña descarga de calor.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.