Consejos para decorar una habitación infantil divertida

Colores alegres

Si bien es cierto que normalmente solemos recomendar las tonalidades neutras como base y como colores protagonistas, lo cierto es que en una habitación infantil la cosa cambia. Puedes apostar por colores más alegres y el resultado siempre queda bien. Digamos que se puede arriesgar algo más que en otras estancias de casa.

Vinilos temáticos

Otra buena idea es la de colocar vinilos temáticos en las paredes. Eso o papel pintado, que también sirve. Como seguramente ya sabrás, se colocan muy fácilmente y dan muy buenos resultados. Además, a diferencia de lo que ocurría hace unos años, están pensados para que retirarlos no sea una tarea complicada, motivo por el cual puedes renovar las paredes de la habitación infantil cuando consideres que toca un cambio por aburrimiento o por el simple hecho de que los niños van creciendo y sus gustos van cambiando.

Librería

Otro tema fundamental es el de la lectura, que evidentemente también va ligado a la diversión. Te recomendamos tener una pequeña librería en la que poder colocar todos esos libros y cuentos con los que disfrutan día tras día. Lo mejor es que ellos mismos sean capaces de ordenarla y mantenerla siempre en buenas condiciones, ya que de esta forma adquieren un hábito que les va a acompañar en sus vidas, permitiéndoles ser más responsables y disciplinados sin que ello suponga un gran esfuerzo.

La gran división

En toda habitación infantil debe quedar claro que hay tres espacios distintos: el de jugar, el de estudiar y el de descansar. En el de jugar podemos dar rienda suelta a toda nuestra imaginación, mientras que en los de estudiar y descansar tenemos que pensar en el confort de los muebles que se encargarán de cubrir todas las necesidades. Sea como sea, lo que es evidente es que en este caso los colores también juegan un papel muy importante. Para la zona de juegos podemos optar por colores llamativos, mientras que en la zona de estudio puede servir un tono azul con el que sea fácil concentrarse. Por último, en la zona de descanso los colores deberían invitar al descanso, como por ejemplo el gris.

Diversión en el suelo

La diversión te la puedes llevar a cualquier parte en una habitación infantil. Si tus niños todavía le dedican muchas horas a los juguetes y son de estirarse en el suelo para disfrutar de ellos, lo que puedes hacer es colocar una especie de puzle con piezas de foam para que puedan jugar sin restricciones, sin miedo a que hagan ruido como para molestar a los vecinos de abajo. Además, hay diseños muy bonitos y divertidos con los que también pueden aprender, como es el caso de los que incluyen letras y números.

Y tú, ¿qué otros consejos le darías a alguien a la hora de decorar una habitación infantil teniendo en cuenta que hay que priorizar que sea un espacio divertido en el que los peques se sientan muy cómodos?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.