Decorar tu casa en color gris

Dormitorio de matrimonio
Gracias al auge que están teniendo hoy en día estilos como el minimalismo y el nórdico, el blanco es actualmente uno de los colores más utilizados en la decoración del hogar. Sin embargo, hoy vamos a recomendarte que decores tu casa con un color de lo más elegante. No estamos refiriendo al gris que, a pesar de lo que mucha gente cree, no tiene porque proporcionar una sensación de frialdad en las estancias, sino todo lo contrario. Eso sí, si quieres que aporte al espacio sobriedad, una sensación de equilibrio y un toque chic, deberás combinarlo de forma adecuada.

El significado del gris

Aunque hasta hace bien poco el gris tenía connotaciones negativas en Occidente, en la sociedad oriental ocurre todo lo contrario, es decir, que se relaciona con la sabiduría y la serenidad. Además, hay que tener en cuenta que durante la Edad Media el gris era símbolo de la esperanza y la pureza. Eso sí, independientemente de los significados que pueda tener este color en las diferentes sociedades, hay que tener en cuenta que aporta bienestar, siempre y cuando lo utilicemos de forma correcta. Así, si te decantas por decorar alguna estancia de tu hogar con cualquiera de las tonalidades de gris, podrás conseguir ambientes sobrios, tranquillos y atemporales.

Recibidor con espejo consola

Para todas las estancias

Una de las principales ventajas del gris es que puede ser utilizado prácticamente en todas las estancias: salones, comedores, dormitorios, recibidores, cocinas, baños… La única estancia en la que no lo recomendamos es en dormitorios infantiles, ya que puede resultar un color demasiado serio para los niños. Eso sí, en habitaciones juveniles es bastante adecuado decorar en gris, siempre y cuando se combine con colores más llamativos y alegres. Por otro lado, es perfecto para lugares como el salón o el comedor, donde puede ofrecer ese toque de elegancia y sofisticación que andas buscando. De hecho, todo apunta a que el uso del gris en la decoración del hogar será una de las tendencias del año que viene.

Dormitorio juvenil

Para todos los elementos

Por supuesto, podrás utilizar el gris en todo tipo de elementos: muebles, paredes, textiles, detalles decorativos… Eso sí, en estancias pequeñas es preferible que optes por las tonalidades claras. De hecho, los grises más claros pueden llegar a ser muy luminosos, así que son perfectos para estancias con escasa luz natural o pocos metros cuadrados.

Cómo combinar el gris

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el gris es un color neutral y, por tanto, combina perfectamente tanto con tonalidades neutras como con tonalidades más llamativas. Así, podrás combinar el gris con rojos, verdes, azules, amarillos, blancos, negros… También quedará genial con colores naturales como las maderas. Puedes ver un ejemplo de esto en los muebles para el salón que te mostramos en la siguiente foto.

Composición de salón comedor
También tienes que tener claro es que por mucho gris que haya en una determinada estancia, permitirá que las pinceladas de color que hayas querido incorporar en la decoración brillen por sí mismas. Desde luego, esto es algo muy difícil de conseguir con otras tonalidades.

No abuses del gris

Además, los grises tienen la ventaja de quedar bien tanto como colores primarios como secundarios. De hecho, tan solo pintando dos trazos de una pared de gris lograrás que la fuerza cromática de este color se note. Eso sí, te recomendamos que no abuses de este color, ya que podrías crear ambientes demasiado apagados y tristes.

¿Te animas a decorar tu hogar con el color gris? ¡No te arrepentirás!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.