¿Cómo limpiar los pufs?

En los últimos años los pufs se han convertido en unos de los auxiliares más comunes en nuestras casas, sobre todo en las que has sido decoradas con un estilo versátil y actual. Quizás la culpa de este tremendo éxito sea debido a la versatilidad, comodidad y, por supuesto, al poco espacio que ocupan estas piezas.

Una vez en casa, como cualquier otro mueble, necesitan una serie de cuidados para mantenerlos limpios y en perfectas condiciones. ¿No sabes cómo hacerlo? No te preocupes, es más fácil de lo que parece, sobre todo si sigues los siguientes consejos; con Muebles Boom conseguirás que tus pufs estén siempre impecables, como recién comprados.

 

 

Lo primero: mira cómo es la tapicería

Si es de tela y además se puede quitar, es decir que se trata de una funda, lo tienes realmente muy, muy fácil. Sólo tienes que quitarla, meterla en la lavadora y tratarla como cualquier otra prenda de tu colada. Eso sí, para evitarte sorpresas a posteriori, antes de lavarla lee atentamente la etiqueta, quizás pueda desteñir, encoger…

¿Qué la tapicería es fija? No te preocupes, mira lo que tienes que hacer.

Una vez a la semana, pásale el aspirador para eliminar el polvo y los restos de arenilla, barro… Es muy importante sobre todo si lo utilizas a menudo para reposar las piernas; ya sabes todo lo que los zapatos pueden llegar a traer de la calle. Y una vez al mes, o cada dos meses, depende de lo sucio que esté, pásale un paño humedecido en agua con un chorrito de amoníaco; este producto es mágico eliminando la suciedad, de verdad, pruébalo. Pero ten cuidado al hacerlo, es muy tóxico, así que úsalo con prudencia: siempre ponte guantes y procura que la habitación en la que limpies tenga una buena ventilación.

Si en la tapicería encuentras manchas muy resistentes que no salen ni con el proceso anterior, lo mejor que puedes hacer es tratarlas con un desengrasante o con una espuma específica para limpieza en seco. Hay muchas en el mercado, consulta a los profesionales que te la vayan a vender cuál es la que mejor le puede ir a tu puf, nadie como ellos para aconsejarte.

Si aún con todo esto, alguna mancha sigue ahí, incorruptible, aún te queda un tratamiento de choque: impregna un algodón en alcohol y frótala con él. Después, aplica un trapo húmedo para aclarar y deja que seque bien.

 

 

Cuidado si tiene el interior hueco

Nos referimos a si el puf es tipo baúl, es decir que se levanta la tapa superior y el espacio interior está vacía como el modelo que tienes en la imagen. Este tipo de piezas son realmente muy útiles y prácticas porque en ellas puedes guardar multitud de cosas, pero tienen el incoveniente de que hay que limpiarlos a conciencia, así que cuando pases el aspirador por la tapicería, no te olvides de hacerlo también por dentro. Y si guardas cosas dentro que lo puedan llegar a manchar como zapatillas, balones… límpialo de la misma forma en que te hemos explicado que tienes que hacer con el exterior.

 

 

¿Y si son de piel?

Como podrás suponer el tratamiento de limpieza es diferente. Para retirar el polvo o la suciedad superficial, basta que pases una bayeta de microfibra o un paño de algodón impregnado en vaselina; con ésta última además le darás brillo y lo nutrirás; nosotros te recomendados que lo hagas al menos una vez al año para que la piel no se seque,  podría llegar incluso a resquebrajarse.

Utiliza esta misma fórmula para limpiar los pufs que estén tapizados con imitaciones de piel; como el magnífico Ecotexil que utilizamos en Muebles Boom. En la imagen tienes un ejemplo, un puf perfecto para habitaciones juveniles ¿verdad? Es extragrande, tiene 100 cm de diámetro, y súper cómodo porque se amolda y adapta al cuerpo. A tus hijos les encantará, seguro.

 

 

Un último consejo: si la piel del puf es demasiado delicada o no estás muy seguro de tus habilidades para limpiarla bien, lo mejor que puedes hacer es no arriesgarte y llevar a limpiar el puf a una tintorería.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.