Trucos para decorar tu casa en los meses de verano

Colores vivos

Si bien es cierto que seguimos recomendando optar por bases de colores neutros como el blanco, el gris o el beige, te animamos a apostar por colores vivos en verano, ya que es la mejor época del año para arriesgar con ellos. Rojo, amarillo, verde… Todos tienen cabida como color secundario, e incluso pueden convertirse en los grandes protagonistas de alguna estancia si lo deseas.

Luz natural

En ninguna época del año hay más luz que en verano. Por ello, debes aprovecharla al máximo prescindiendo de la luz artificial. Despeja las ventanas y elimina todo tipo de restricciones que puedan hacer que la luz no llegue a todos los rincones de tu hogar. Potencia la luz con cortinas de tejidos muy vaporosos, e incluso plantéate la posibilidad de quitar las cortinas si la privacidad no es algo que te preocupa demasiado.

Textiles ligeros

También cambian los textiles cuando llega el verano. Pasan a ser más ligeros y no tienen nada que ver con los que utilizamos en otoño y en invierno. Lo notamos en los cojines, pero también en otros complementos como por ejemplo las alfombras. Tienes que adaptarte a la época del año en la que estamos porque eso te permite ganar comodidad manteniendo el confort que aportan los textiles de por sí.

Plantas y flores

Mención especial también merecen tanto las plantas como las flores, que se convierte en grandes protagonistas del verano por razones que creo que no merece la pena ni mencionar porque son bien conocidas por todos. En primer lugar, aportan alegría a cualquier estancia, motivo por el cual no solo debes limitarte a tenerlas en el balcón o en la terraza. Durante cualquier época del año puedes tener plantas y flores, pero es en primavera y en verano cuando cobra más sentido tenerlas en casa. No olvides que se encargan de captar el dióxido de carbono para transformarlo en oxígeno, algo que viene especialmente bien en estancias como el dormitorio.

Estampados divertidos

El verano es una época del año divertida, y eso es algo que debe reflejarse a la perfección en la decoración de nuestro hogar. Por ejemplo, a través de los estampados, que deberían ser lo más alegres posible para que esas buenas vibraciones fluyan. No tienes que temer por lo que suponen los estampados, que si bien es cierto que se trata de una apuesta arriesgada siempre que recurrimos a ellos, no menos cierto es que en verano se permite un poco todo y se agradece que haya la alegría y la variedad que son capaces de aportar los estampados, sobre todo si son de motivos tan alegres como las flores y las plantas. Es más, puedes arriesgar un poco más e irte a animales y otros motivos más complicados de combinar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.