Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

5 formas de decorar una mesa de centro

mesa de centro elevable
Las mesas de centro se han convertido en uno de los principales muebles del salón, ya que resultan súper prácticas, pudiendo apoyar aquí todo lo que necesitamos para estar cómodos y relejados en el sofá: el mando de la tele, un refresco, un libro… De hecho, es mucha la gente que come y cena en este mueble, ya que resulta cómodo y permite estar sentado frente a la tele. Es tanta la importancia de esta pieza de mobiliario que no debemos olvidarnos de decorarla de forma adecuada. Y es que si no colocas algo encima, puede resultar poco decorativa. Para echarte una mano, hoy vamos a proponerte algunas ideas para decorar las mesas de centro. ¿Te apetece acompañarnos?

Velas

Como te acabamos de comentar, es necesario que las mesas de centro estén debidamente decoradas para que también cumplan una función decorativa. Para hacerlo, puedes recurrir a las siempre prácticas y bonitas velas. Podrás optar tanto por una única vela grande como por varias, pudiendo realizar una hermosa composición, que podrás colocar en el centro como en cualquiera de los lados. Lo bueno de esta opción es que las velas no solo te ayudarán a decorar, sino que te servirán para dar una luz cálida al ambiente. Además, si te decantas por las aromáticas, también te servirán para inundar la estancia de un agradable aroma. Puedes ver un ejemplo en la mesa de centro fija que te mostramos en la siguiente imagen

Elementos naturales

Otra buena idea para decorar tu mesa de centro es colocar en ella elementos naturales, ya que estos te ayudarán a darle un toque natural al salón. Lo bueno es que las alternativas son numerosas. Por ejemplo, puedes optar por colocar frutas, frutos secos, pétalos o elementos del bosque (ramas, hojas, piñas…) en un centro de mesa, que deberás colocar en el medio, o en diferentes recipientes. Por supuesto, cuando hablamos de elementos naturales también nos referimos a las flores y a las plantas, que quedarán genial sobre este mueble. Eso sí, procura que las especies no sean demasiado altas para que no te molesten la visión de la televisión.

Libros y revistas

Una alternativa más original es colocar libros y/o revistas encima. Puedes optar por ejemplares que te resulten decorativos (libros antiguos, revistas coloridas…), como por libros o revistas que estén leyendo. Si te decantas por esta segunda opción, tendrás la ventaja de poder cambiar la decoración cada vez que termines una lectura. Por supuesto, deberás colocar los libros y las revistas de forma estratégica para que resulten estéticamente agradables, ya sea en la superficie principal, como en los revisteros que en ocasiones incorporan. Puedes ver un ejemplo de lo que te estamos contando en la mesa de centro elevable que te mostramos en la siguiente imagen.

 

Jarrones

También es muy buena idea colocar un jarrón o una composición de varios jarrones en el centro o en una esquina de la mesa de centro. No es necesario que introduzcas en ellos flores, ya que cumplirán una función decorativa por sí mismos. Lo ideal es escoger modelos que encajen con el resto de la decoración tanto en estilo como en colores.

Figuras, bandejas y otros objetos decorativos

Si ninguna de las opciones que te acabamos de comentar te convence, también puedes decorar tu mesa de centro utilizando las típicas figuras con formas de animales, personas o cualquier otra cosa. Por supuesto, también podrás optar por otras piezas decorativas que, incluso, te podrán resultar súper prácticas para guardar o apoyar determinados elementos. Nos referimos a las cajas, las cestas o las bandejas.

¿Por cuál de estas opciones vas a decantarte para decorar tu mesa de centro?

Salir de la versión móvil