Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

7 combinaciones de colores para decorar el salón

Los colores son los grandes protagonistas de un espacio que queda definido por una combinación en la que intervienen distintos elementos como verás a continuación. El salón es sinónimo de comodidad, bienestar y encuentro. ¿Qué tonalidades puedes utilizar para vestirlo con mucho estilo?

1. Blanco y negro

Algunas personas prefieren contar con la ayuda de un decorador para planificar un proyecto personalizado. Pero también existen esquemas que resultan fáciles de aplicar en una estancia que se compone de la suma de ambos ingredientes. Crearás un salón elegante mediante la utilización de estos colores. La sobriedad del negro se complementa con la luz inherente al blanco.

Esta inspiración universal puede crear un salón industrial, un entorno contemporáneo o un espacio más clásico.

2. Blanco y azul

¿Qué atmósfera te gustaría dar a esta habitación? Si quieres sentir la bienvenida de un espacio acogedor que proyecta la armonía del estilo mediterráneo, el blanco y el azul te darán las claves para tener este resultado. Si buscas ideas de inspiración para elegir una paleta de colores para dar forma a tu salón, observa la naturaleza con detenimiento. El azul del mar, por ejemplo, aporta la relajación de esta imagen natural.

3. Marrón y beige

El blanco siempre es uno de los tonos más empleados en el hogar. Es habitual pintar las paredes con esta perspectiva. Y, además, muchos clientes compran muebles en este color. Si te gusta la claridad de esta tonalidad, pero prefieres encontrar una alternativa, el beige es otra propuesta a considerar. Combina fácilmente con colores del otoño como el marrón. Esta composición es frecuente en el estilo rústico de un inmueble situado en el campo.

4. Blanco, gris y negro

Al crear la base decorativa de tu salón es recomendable que limites el número de tonos empleados para simplificar este proceso. Por ello, además de aplicar fórmulas en las que intervienen dos elementos, también puedes ampliar esta suma de ingredientes, como ocurre en la combinación que te proponemos ahora. El blanco, el gris y el negro son característicos de un estilo nórdico que marca tendencia en el diseño actual.

5. Verde y blanco

Existen distintos criterios que conviene considerar en este plan de acción. Por ejemplo, una vez que acotes el estilo principal, este concepto será el hilo conductor del proceso decorativo. Existe otra meta que conviene lograr: crear un espacio luminoso. Aprovecha la luz exterior que llega desde las ventanas. Y ten en cuenta que existen combinaciones que producen este efecto. Así ocurre con la referencia de un salón que luce la belleza del blanco y el verde. Como sabes, el verde es sinónimo de esperanza. Dicha observación del interior transmite esta información a nivel visual. Y no solo puedes escoger un matiz por su estética, sino también por cómo te hace sentir.

6. Blanco, gris y rosa

Elige cuáles son los tonos principales que vas a utilizar. El nivel de protagonismo de cada elemento no tiene por qué ser idéntico al otro. El rosa, por ejemplo, es un color que muchas personas prefieren añadir en pequeñas pinceladas para acentuar algún detalle. En ese caso, siguiendo el guion expuesto en este punto, el blanco y el gris tendrían una mayor presencia.

7. Rojo, gris y blanco

Terminamos esta selección de propuestas con la creación de un entorno en donde el rojo adquiere visibilidad. La fuerza de este tono aporta personalidad al conjunto. Y está perfectamente acompañado por tonalidades que lo completan con perfección como el gris y el blanco.

Estas son algunas de las combinaciones que puedes utilizar para dar a tu salón una decoración actual. Experimenta con los colores para identificar otras alternativas.

Salir de la versión móvil