Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

7 errores a evitar en la decoración del pasillo

Cada zona de la vivienda tiene su nivel de importancia en relación con el contexto. El pasillo es el punto que conduce a las distintas habitaciones. Por tanto, es un lugar de paso frecuente para llegar de un cuarto a otro. ¿Cuáles son los errores decorativos que es posible evitar en este espacio? Te lo explicamos en este post.

1. Minimizar el protagonismo de esta habitación

Este enfoque parte del punto de vista de aquel que, más allá de la limitación del espacio disponible, no observa el potencial que posee una superficie que puede transformarse completamente con el efecto ornamental de algunos detalles. Un pasillo con estilo y personalidad añade valor a toda la vivienda.

2. Mala iluminación

Son muchos los trayectos que realizarás durante el tiempo que vivas en este hogar. Por ello, al embellecer este lugar de paso hacia otras habitaciones, no solo es positivo que realces la presencia de cada pieza decorativa, sino también la iluminación. De hecho, una iluminación inadecuada produce inseguridad al caminar sobre un suelo con poca visibilidad.

Así ocurre, por ejemplo, cuando existen zonas de sombra en este camino. Ten en cuenta que, con frecuencia, el pasillo no cuenta con una fuente de luz natural, sino que recibe este ingrediente por su conexión con otras estancias de la casa.

3. Falta de equilibrio

Es posible romper con la armonía decorativa de una composición que debe guardar una relación de proporción con las características de esta zona. Esta falta de equilibrio puede expresarse desde el exceso, como ocurre en una estancia recargada.

Pero también sucede lo mismo en la situación opuesta de un lugar que queda completamente vacío. Intenta que el pasillo muestre información del estilo predominante en el resto de la casa.

4. Falta de ritmo en la decoración

Las propias características de un espacio pequeño y alargado pueden dar lugar a una decoración previsible. Sin embargo, esta sensación de rutina puede romperse con una dosis de ritmo. Las lámparas colgantes se convierten en el foco de atención de un ambiente con diseños llamativos.

5. Elección de la alfombra

Cuando este producto cubre el suelo de este punto de acceso a distintas estancias, es posible comprar un modelo con unas medidas que no se ajustan perfectamente a las propiedades del lugar. Aunque un pasillo sea estrecho, conviene evitar el error de elegir una alfombra excesivamente pequeña.

6. Falta de perspectiva

Es un acierto decorar las paredes para añadir belleza y elevar la expresión artística de este entorno. Sin embargo, no basta con elegir una pieza de arte para personalizarlo.

También es importante analizar desde qué ángulo refleja su máxima perfección. El objetivo principal de esta idea es propiciar la observación del lienzo. Y esto depende, en gran medida, de la posición que ocupa.

7. Decoración impersonal

La planificación de este ambiente ofrece múltiples ventajas. El presupuesto necesario para equiparlo con todo lo indispensable es más asequible que el requerido para amueblar el salón o la cocina. Pero, aunque pases más tiempo en otras estancias de la casa, eso no significa que este lugar de paso deba ser el reflejo de una composición impersonal con la que no te sientes verdaderamente identificado. Potencia tu creatividad para poner el acento en aquellas características que más te gustan. Por ejemplo, aunque es habitual pintar las paredes de color blanco para ganar amplitud y luz, puedes inspirarte en otras muchas tonalidades.

En consecuencia, el pasillo es una zona de bienvenida que tiene gran relevancia en este espacio de intimidad. Intenta que sea muy acogedor. Evita estos errores para subrayar la funcionalidad y la belleza de este horizonte tan cotidiano.

Salir de la versión móvil