8 consejos para decorar tu hogar con estilo nórdico

1. Paredes de color blanco

La presencia de este tono en las paredes de la vivienda refuerza el objetivo de potenciar la luz en el hogar, especialmente, durante los días de invierno. Sobre esta superficie también puedes dar visibilidad a cuadros inspirados en imágenes de naturaleza que crean esta conexión con paisajes que muestran su perfección sobre este fondo de color blanco o beige.

2. Suelos de madera y alfombras

Este tipo de suelo añade calidez a una estancia de estilo nórdico. Además, utiliza una alfombra para diferenciar dos ambientes en el salón o para crear una zona de juegos en el dormitorio infantil. Un modelo con un estampado geométrico o en color gris puede completar el entorno de un lugar que refleja la esencia de esta inspiración nórdica.

3. Mobiliario de líneas simples

Es muy importante no recargar el espacio con los armarios elegidos para cada rincón de la casa. Una de las características diferenciales de este tipo de mobiliario es la expresión de sus líneas simples y rectas.

4. Complementos que añaden color

Como hemos comentado, el blanco es uno de los tonos que identifica el estilo nórdico. Sobre una base neutra es posible crear un atractivo contraste con aquellos complementos que visten el lugar desde la atención a cada detalle. Por tanto, crea este efecto con la elección de los textiles que renuevan la decoración en cada temporada del año.

5. Decora la casa con flores y plantas

Conviene potenciar la conexión del interior con el exterior no solo mediante la luz natural, sino también a través de la decoración floral que lleva los colores, texturas, sensaciones y aromas de la naturaleza hasta el hogar. Una decoración que destaca especialmente en el salón al dar visibilidad a esta ornamentación en la mesa de centro, por ejemplo. Pero las plantas también aportan vida a la cocina.

6. Matices de decoración industrial

El universo de la decoración es tan extenso en ideas y posibilidades que la esencia del estilo nórdico alimenta su versatilidad con la perspectiva de matices propios de espacios interiores de estética industrial.

Ambos estilos logran el objetivo de mantener la amplitud de la superficie disponible al evitar recargar la casa con un exceso de elementos. Si quieres delimitar dos espacios diferentes creando una comunicación entre ambas zonas, los cerramientos de tipo industrial logran esta continuidad.

7. Busca el equilibrio entre el confort y el diseño

Además de atender el aspecto visual en la planificación de cada espacio, no pierdas de vista el valor que tiene la funcionalidad de una vivienda cómoda para vivir. Personaliza el análisis de necesidades para concretar cuáles son tus prioridades a largo plazo.

Esta perspectiva refuerza la búsqueda de la practicidad en un entorno en el que cada elemento tiene su razón de ser y su significado. Recuerda la conexión que existe entre este espacio y tu propia vida.

8. Facilita el paso de la luz natural hasta el interior

Cada casa tiene aspectos positivos a partir de sus características, cualidades que conviene subrayar mediante la decoración. Si una ventana conecta con las vistas de un paisaje exterior, realza el protagonismo de esta imagen al distribuir el mobiliario de tal forma que este punto sea el centro de atención.

La naturaleza, a través de sus colores, aromas y sensaciones, es una fuente de inspiración cercana para quien desea decorar su casa con un estilo nórdico que aporta atemporalidad a la vivienda.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.