Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Butaca mecedora para el salón: 8 ventajas de esta elección

Existen distintos tipos de asientos que añaden confort al hogar: un sofá, una silla, un banco o un puff son algunos de los formatos a utilizar. Una butaca mecedora es un muy especial gracias al efecto que produce su agradable balanceo. ¿Por qué elegir un diseño bonito para decorar el salón? Te damos algunos motivos a continuación.

1. Completar la zona de estar

El espacio de conversación, que se estructura en torno a la mesa de centro, está integrado por un sillón con varias plazas y otros asientos individuales. Una butaca mecedora complementa este entorno tan apetecible. Una de las características que diferencia a esta silla es la forma de sus patas con una estructura curvada en la base.

2. Crear un rincón de lectura

Si te gusta disfrutar de la lectura, es imprescindible que busques un entorno cómodo para ejercitar este hábito. El salón es una habitación multifuncional en la que no solo es posible ver la televisión, trabajar con el ordenador, escuchar música o hablar con otros seres queridos. Algunos salones cuentan con un mueble librería que tiene varias estanterías. Allí puedes organizar los títulos de la biblioteca familiar para mantener en orden todas las publicaciones. Pues bien, una butaca de este tipo añade un toque clásico a este escenario.

3. Aprovechar mejor el espacio

Una de las ventajas de esta idea de decoración es que también puede utilizarse para vestir un salón pequeño. Quizá tengas algún rincón que actualmente está más desaprovechado. En ese caso, puedes observar la zona de estar desde otras perspectivas. Integrar una butaca mecedora es una alternativa a tener en cuenta.

4. Un toque de color

Encontrarás asientos con acabados diferentes. Este mueble combina con cualquier estilo decorativo y, en consecuencia, es una tendencia versátil. Selecciona aquel color que más te guste. Quizá quieras que este asiento adquiera una mayor visibilidad en el contexto o, por el contrario, busques un tono neutro para actualizar el look de este ambiente desde la sencillez.

5. Un momento de relax

¿Cuáles son los objetivos que consideras esenciales en la planificación del salón? Esta es una estancia principal, ya que en ella fluyen muchos momentos de la vida familiar. Crear una decoración relajante es una meta habitual en las casas. Y, en ese caso, conviene puntualizar que una butaca mecedora es un básico para conseguir este resultado final.

6. Un producto con una larga vida

Un mueble elaborado en materiales de calidad ofrece una gran resistencia, más allá de su uso frecuente. Al elegir el asiento que mejor combine con el estilo de tu salón, compra un formato que, ante todo, sea muy cómodo.

7. Mecedoras nórdicas

El estilo nórdico inspira numerosos proyectos de decoración para crear hogares luminosos, diáfanos y acogedores. El diseño clásico se reinventa con un aire más moderno. Este mueble añade un toque natural a la zona de estar. Es una pieza que decora por sí misma sin recargar el espacio. Lo más importante no es solo elegir un asiento cómodo, sino también seleccionar el mejor lugar para situarlo. Tal vez, además de relajarte con el agradable balanceo, puedas disfrutar de las vistas que observas desde la ventana que se encuentra enfrente de ti.

8. El valor de la tradición

La búsqueda de la innovación está muy presente en la decoración actual. Pero las reminiscencias del pasado también tienen su encanto, como muestra la inspiración retro o vintage. Una mecedora es un mueble con años de historia. Y esta tendencia siempre está de moda.

Si te gusta esta propuesta, elabora tu propia lista de razones para integrar un diseño especial en tu salón.

Salir de la versión móvil