Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Camas modernas

No os vamos a negar que lo principal en una cama es que sea cómoda y confortable. Pero una vez dada por supuesta esta premisa, creemos que lo más importante es que sea bonita y acorde a nuestros gustos. Afortunadamente, hoy en día, los fabricantes de muebles nos ofrecen una gran variedad de estilos y diseños para que podamos elegir ese modelo con el que soñamos. Así, podemos encontrar camas grandes y camas individuales de muy diversos estilos y materiales, ¡hasta camas con formas nada tradicionales como las redondas o que simulan barcos, casitas de muñecas o coches!. Por supuesto éstas últimas son las preferidas por los más pequeños de la casa.

Pero, ¿quieres saber cuáles son las tendencias en camas modernas para el próximo año? Sigue leyendo, aquí te las desvelamos.

 

Con cierto sabor a antaño.

Uno de los estilos decorativos que más se lleva en la actualidad, y que va a seguir estando en voga en los próximos meses, es el estilo vintage.

Las camas que responden a él recuerdan a las que tenían nuestras abuelas. Pueden ser de madera, hierro o forja y se caracterizan por tener un cabecero muy elaborado; aunque también hay opciones más sencillas para los que gustan de esta tendencia pero sin un acento demasiado fuerte. La cama de la imagen es un ejemplo. El cabecero, fabricado en forja negra, tiene cierta ornamentación sin que llegue a ser profusa.

También muy tradicionales, sobre todo en las casa de campo o rurales, son las de estilo rústico. Se elaboran en madera y suelen incluir también piecero, algo no demasiado habitual ya en las camas de hoy en día donde, quizá por la falta de espacio tan común en las casas, se prescinde de él para que resulte más ligera.

Mirando al futuro

Pero, sin duda, son las camas de línea más moderna las que triunfan; rectas, sencillas y en acabados blancos, negras y grises. Este cabecero de la imagen es un modelo fabricado en tablero melaminado  y que puedes completar con dos mesillas, mesita con cajones, sinfonier y mural vestidor.

Como en el resto de la decoración del hogar, también son tendencia las camas minimalistas. Son de línea muy sencilla, sin grandes elementos decorativos, en ocasiones llegan al extremo de no contar siquiera con cabecero; su objetivo es conseguir  un ambiente muy sencillo y relajado en el que nada destaque más que otra cosa.

Otras opciones

Si te asomas a los escaparates verás también que cada vez tienen más éxito las camas de estilo oriental. Quizá debido al auge del Feng Shui aplicado al hogar o de la cada vez más apreciable influencia de la cultura oriental en occidente. Las camas de este estilo son muy bajas, prácticamente a ras del suelo, pero comodísimas aunque a nosotros, no acostumbrados a ellas, nos pueda parecer lo contrario.

Tampoco dejarán de estar presentes la camas con cabeceros tapizados. Su gran ventaja es que podemos variar su apariencia fácilmente, tan sólo hay que cambiarles la tela, de modo que podemos  adecuarlas al estilo de moda o que más nos guste: un Toile de Jouy si nos decantamos por lo más clásico, un estampado atrevido si optamos por algo más moderno, o el típico y atemporal blanco que casa con todos los estilos y tendencia como este te mostramos en la siguiente imagen.

Está tapizado en piel ecotextil lo que le da un aire moderno que sin embargo contraste con el capitoné más propio de tendencias clásicas. Una combinación atrevida y espectacular que dará personalidad a cualquier dormitorio.

Salir de la versión móvil