Claves del estilo rústico


¿Ya te has enterado de que en 2016 todo lo natural estará de moda en los hogares? Nos referimos a los muebles reciclados, a los colores que pueden encontrarse en la naturaleza y, por supuesto, a materiales como la madera, especialmente en su versión natural. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que estilos como el estilo rústico ganen protagonismo. Ideal para casas de campo, este estilo decorativo también es perfecto para lograr que una vivienda situada en medio de la ciudad tenga un toque natural y campestre. Por eso, si te gusta, no deberás prescindir de él independientemente del lugar en el que vivas. Como nuestro principal objetivo es ponértelo todo más fácil, hoy vamos a darte las claves de este estilo que tan de moda estará este nuevo año. Así, te resultará muy sencillo implantarlo en tu hogar. ¿Te apetece acompañarnos?

Materiales

Lo primero que debes tener en cuenta es que el objetivo del estilo rústico es conseguir espacios tradicionales y naturales que inviten al relax. Por eso, es importante escoger los materiales de los diferentes elementos de la estancia en cuestión con detenimiento. Así, lo más recomendable es optar por materiales naturales como la piedra, el barro, las fibras y, por supuesto, la madera, que deberá ser la protagonista de las piezas de mobiliario, aunque también podrá estar presente en suelos, paredes, complementos… Para lograr un estilo auténticamente rústico, lo ideal es optar por muebles de madera natural, como los que podemos ver en el dormitorio de matrimonio de la siguiente imagen. En cuanto a los tejidos, también es recomendable que sean de fibras naturales. En este sentido, cobran protagonismo el algodón, el hilo, la lana o el lino.

Colores

Los colores juegan un papel fundamental a la hora de definir el estilo de cualquier estancia del hogar. Por eso, si quieres lograr una decoración rústica, deberás decantarte también por aquellas tonalidades que estén vinculadas con la naturaleza, como los tonos tierra, los verdes o cálidos como los rojos y los amarillos. Estos colores puedes formar parte tanto de los tejidos como de los accesorios decorativos.

Mobiliario

A la hora de escoger el mobiliario no solo deberás tener en cuenta los materiales utilizados, sino su estilo. Así, para ambientes rústicos se recomiendan aquellos de estética artesanal, de gran tamaño, visualmente pesados y en algunos casos con cierto aire desgastado. Por ejemplo, en un comedor es buena idea incorporar una gran mesa de comedor ovalada como la que puedes ver en la siguiente imagen.

Potencia las vistas

Si tienes la suerte de vivir en el campo o de tener buenas vistas, lo primero que deberás hacer es potenciarlas. ¿Cómo? Pues intentando que los muebles no tapen las ventanas y apostando por cortinas en tejidos ligeros y en colores claros para que la luz pueda entrar en la estancia son problemas. Por supuesto, también puedes prescindir de estos elementos. Si, por el contrario, desde tu hogar no puedes disfrutar de buenas vistas, puede ser buena idea que coloques cuadros o fotografías relacionados con el campo o la naturaleza.

Detalles decorativos

Para lograr un ambiente rústico perfecto no deberás olvidarte de los detalles decorativos. Ya te hemos hablado de los cuadros y las fotografías, pero hay muchos más elementos que te ayudarán a darle un toque campestre a tu hogar como, por ejemplo, las flores y las plantas, que son prácticamente imprescindibles, ya sea en ramos, en centros de mesa, en macetas… También los fruteros repletos de frutas de temporada son ideales. Por otra parte, es buena idea introducir en la estancia complementos elaborados con materiales naturales como los que te comentábamos antes, es decir, barro, piedra, madera…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.