4 claves para decorar espacios pequeños

Las casas actuales no se caracterizan por tener una abundancia de metros, más bien al contrario, los pisos pequeños son los más habituales. Pero aunque estés pensando que es imposible vivir cómodamente en ellos, nosotros te decimos que sí. El secreto está en decorarlos de la forma adecuada.  ¡En en blog de decoración de Muebles BOOM te damos 4 claves fundamentales para conseguirlo!

 

1.- Deja pasar la luz en toda la casa y poténciala.

Cuantos menos tabiques haya que interrumpan el espacio, más diáfano quedará éste. Ésta es una verdad que hasta los niños entienden, pero no siempre nos decidimos a cumplirla porque nos asaltan dudas como creer que con ello perderemos intimidad. No es cierto, en lugar de tabiques puedes recurrir a otros elementos como muretes de pavés o puertas correderas de cristal opaco; son soluciones que dejan pasar la luz pero que no permiten ver lo que hay detrás.

Otra solución muy práctica es utilizar muebles como elementos separadores: estanterías sin traseras, cómodas, aparadores… Con ellas se consigue independizar ambientes sin renunciar a la luz y además, se obtiene un espacio extra para guardar. En la imagen puedes ver como gracias a una ligera pero decorativa y práctica estantería conseguimos separar una zona de descanso en un dormitorio juvenil.

 

 

Por otro lado debes potenciar la luz natural todo lo que puedas. Para ello decora las estancias con colores claros y tejidos vaporosos en las cortinas (en el siguiente punto te ampliamos la información). Y si no tienes demasiada luz natural, complétala con una buena iluminación artificial.

Un truquillo: coloca luces con el haz luminoso hacia arriba, verás como se aleja visualmente el techo y como consecuencia la habitación parece mucho más grande.  

2.- Decora con colores claros.

Como te decíamos antes dan sensación de amplitud. Lo ideal es seguir una misma unidad cromática en toda la casa que le de continuidad. Pero si quieres combinar varios colores, puedes hacerlo pero no más de 3 o recargarás el ambiente y éste es uno de los enemigos de la amplitud.

Recuerda que si pintas el techo en una tonalidad más clara que las paredes lo alejarás visualmente. Y que los textiles lisos y de trama fina en cortinas y estores tamizan el paso de la luz pero no impiden su entrada.

3.- Utiliza espejos.

Son los grandes aliados a la hora de ampliar visualmente el espacio; además potencian la luz. Para conseguir estos efectos debes situarlos frente a las ventanas o donde la luz artificial les de directamente. No siempre es necesario que sean piezas independientes, pueden estar integradas en los muebles; por ejemplo, en el dormitorio, en la cara vista de las puertas de los armarios. Mira éste que te mostramos en la imagen con el cuerpo central de espejo, al tener un tamaño tan grande el efecto de amplitud que consigue es enorme.

 

 

4.- En cuanto al mobiliario…

Elige solo las piezas imprescindibles, de líneas rectas y sencillas, en acabados claros o de cristal. Si es posible que no tengan patas, suspendidos parecen mucho más livianos y dejan ver el suelo lo que hace más grande la habitación. Si no puedes colgarlos,  adósalos a las paredes, al menos los más voluminosos.

Mira esta habitación juvenil, gracias a que cama, mesa y armarios están pegadas a las paredes la zona central queda vacía lo que hace parecer más grande el cuarto.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.