Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo conseguir un dormitorio más acogedor

Dormitorio-moderno-blanco-gris-texas-019-042-MAT-MOD-46
Aunque le damos mucha importancia a la decoración de todas las estancias del hogar, puede que la zona en la que tendríamos que tener más cuidado con la elección de todos los elementos que forman parte de ella es en el dormitorio. Y es que en esta habitación tenemos que lograr relajarnos hasta tal punto que podamos conseguir un sueño reparador que nos permita estar al 100% al día siguiente. Por eso, aunque hay muchos objetivos a la hora de decorar este espacio, lo más importante es que éste resulte acogedor. Así, hoy vamos a darte unos cuantos consejos para que lo consigas. ¿Te apetece acompañarnos?

Colores claros

Para lograr un dormitorio más acogedor te recomendamos que potencies al máximo la luz natural. Para ello deberás optar por los colores claros o neutros tanto para paredes como para muebles. De hecho, no es mala idea que te decantes por muebles en color blanco, como el dormitorio de matrimonio que puedes ver en la imagen que te mostramos a continuación. Eso sí, para que la estancia no parezca demasiado fría (algo que puede pasar si abusamos mucho del blanco), deberás añadir algunos toques de color a través de los textiles y los complementos.

 

Nada al descubierto

Otra de las claves a la hora de lograr un dormitorio acogedor es el orden y la organización. Lo ideal es no tener a la vista nada que nos haga pensar en algo que no sea el descanso. Así, te recomendamos que, siempre que sea posible, pongas la zona de estudio o de trabajo en una habitación aparte. Además, es imprescindible que tengas la ropa, los zapatos y los complementos bien guardados para que no proporcionen una sensación de agobio. Lo mejor, entonces, es contar con muebles que te ayuden a tenerlo todo en orden: grandes armarios, zapateros, camas con canapé como la que puedes ver en la siguiente imagen… Y aunque sabemos que es difícil, te recomendamos que evites la televisión en el dormitorio.

 

Suelos

Por supuesto, para lograr un dormitorio más acogedor no hay nada como un suelo que aporte calidez. Sin duda, entre los suelos más cálidos se encuentran los de madera. Además, este material le dará a tu dormitorio una dosis extra de belleza. En cuanto a colores, son mejores los claros y los naturales.

Iluminación

La iluminación también es muy importante a la hora de conseguir una habitación acogedora. Como te hemos comentado al principio, lo ideal es potenciar al máximo la luz natural durante el día y escoger una luz tenue que invite al descanso durante las noches. Además, cuando caviles sobre este aspecto deberás hacerlo pensando en las necesidades de cada zona. Lo que nosotros te recomendamos es que jamás optes por una única luz en el centro del dormitorio.

Textiles

Que aciertes con la elección de los textiles es esencial si quieres conseguir un dormitorio cálido y acogedor. Lo mejor es que para ventanas optes por tejidos naturales en colores claros que aseguren la entrada de la luz pero den intimidad. En cuanto a la ropa de cama, podrás optar tanto por textiles lisos como estampados. Una buena idea es decantarse por una base neutra que se combine con textiles más alegres y coloridos. Además, te recomendamos que añadas una alfombra, un elemento que además de ayudarte a aislarte del frío durante el otoño y el invierno, le añadirán un toque decorativo muy cálido a la estancia.

Otros trucos

Además de todo el anterior, hay algunos trucos que te ayudarán con la decoración de tu dormitorio: crear un rincón de lectura, añadir fotos que te traigan recuerdos, no saturar el espacio, aislar la estancia…

Salir de la versión móvil