Cómo crear un salón fresco y luminoso

Salon de diseno moderno con acabados naturales
El mes de junio ya está aquí, así que ha llegado el momento de preparar nuestro hogar para disfrutar de la época más cálida del año aunque estemos dentro de casa. Lo que nosotros te recomendamos es que comiences adaptando el salón, que es la estancia principal de cualquier vivienda, donde pasamos la mayor parte del tiempo que estamos en casa y donde recibimos a las visitas. Así, lo ideal en estos momentos es que logres una estancia fresca y muy luminosa en la que no te importe pasar el tiempo cuando las altas temperaturas hagan de las suyas en el exterior. Para ponértelo más fácil, hoy vamos a darte algunos interesantes consejos e ideas para que consigas salones frescos y luminosos. ¿Nos acompañas?

Protagonismo de los colores claros

Si este verano quieres tener un salón fresco y luminoso, lo primero que debes hacer es dar protagonismo a los colores claros. Así, si tienes pensado pintar las paredes, no dudes en escoger el blanco, un color versátil que amplía el espacio visualmente y potencia la luminosidad. Además, es un color que transmite sensación de frescura. También es buena idea optar por el blanco para los textiles, los objetos decorativos y, por supuesto, los muebles. Así, por ejemplo, un mueble de salón blanco como el que puedes ver en la siguiente imagen te ayudará a lograr una atmósfera fresca y repleta de luz natural. Por supuesto, puedes añadir pinceladas de colores más alegres y llamativos a través de los textiles y los elementos decorativos. Eso sí, debes saber que uno de los colores que más te ayudará a lograr tu objetivo para este verano es el azul, típico de la decoración de estilo mediterráneo.

Composicion salon segun foto

Deja libre tus ventanas

Para lograr un salón luminoso y fresco también es importante que dejes entrar la luz natural en el hogar. Para ello, lo ideal es que prescindas de las cortinas o que, al menos, las mantengas abiertas durante buena parte del día. Eso sí, si tienes que protegerte de miradas indiscretas o no tienes la suerte de contar con unas bonitas vistas, lo ideal es que optes por tejidos ligeros y de colores claros, especialmente el blanco. Además, es esencial que las piezas de mobiliario no bloqueen el paso de la luz por la estancia.

Materiales veraniegos

Lógicamente, no podemos cambiar los muebles cada vez que cambiamos de estación. Lo que sí que podemos hacer es añadir complementos y objetos decorativos en determinados materiales veraniegos. En este sentido, son ideales las piezas de fibra vegetal tranzada o la caña natural. Y aunque la madera es un material que proporciona calidez, bien utilizada también nos puede ayudar a crear espacios frescos y luminosos. En este sentido, lo ideal es optar por piezas de madera clara o blanca. Por otro lado, te recomendamos añadir detalles en materiales naturales como la piedra y la cerámica. Además, el cristal siempre es bienvenido, ya que potencia la luz natural. Así, por ejemplo, puede ser buena idea que incorpores una mesa de centro de cristal como la que puedes ver en la siguiente imagen.

Mesa centro tapa cristal

La importancia de los textiles

Aunque no lo creas, los textiles pueden tener una gran influencia en el salón. Así, te recomendamos que guardes ya esas alfombras que han jugado un papel tan importante durante la época más fría del año, proporcionándote calidez y creando atmósferas más acogedoras. Eso sí, siempre puedes optar por las alfombras de verano. Por otro lado, es buena idea que añadas cojines en blanco, en azul o en colores alegres. Por supuesto, también serán bienvenidos los diseños estampados, sobre todo si se trata de prints típicos del verano, como las flores, los motivos étnicos o los estampados tropicales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.