Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo cuidar los muebles de madera

Muebles de Salon 04 SAL MAC 16
La madera es, sin duda, uno de los materiales más utilizados a la hora de decorar cualquier estancia del hogar, algo que sucede desde hace tiempo y en todos los lugares del mundo, y eso que en la actualidad se pueden encontrar en el mercado otros interesantes materiales, como el vidrio o los metales.

Con este material se pueden hacer todo tipo de muebles (mesas de café, mesas para el comedor, sillas, gabinetes, camas, armarios, librerías, cabeceros…), pero dependiendo del tipo de madera que se utilice se lograrán distintos efectos y se conseguirá un toque más o menos elegante para la estancia en cuestión.

Ventajas de la madera

La preferencia por la madera se debe a su innumerable cantidad de ventajas. Y es que este material no solo es duradero y versátil, sino que esconde otras muchas cualidades: es un material bello que aporta calidez al hogar, da un toque clásico a la decoración que nunca cambiará de moda, no es tan pesado como el metal, es fácil de limpiar y reparar…


Como te acabamos de comentar, los muebles de madera son fáciles de limpiar y reparar, sin embargo, es necesario seguir una serie de recomendaciones. Por eso, hoy en Muebles Boom vamos a darte a todas las claves para su cuidado, ya sea para mobiliario de exterior como mobiliario de interior.

Mobiliario de interior

A pesar de sus muchas ventajas, la madera también esconde algunos inconvenientes, como que sufre bastante con la humedad, el polvo, los cambios de temperatura, la exposición al sol y a la intemperie… Sin embargo, con precaución y haciendo uso de los productos adecuados se pude alargar la vida de estos muebles.

Así, en primer lugar es recomendable colocar un tapete u otro tipo de protección debajo de los artículos que tienen algunas partes plásticas, como los teléfonos o los ordenadores, ya que pueden decolorar o ablandar la laca de los muebles. Lo mismo ocurre con los vasos flores, tazas y platos calientes. Por otro lado, es importante mantener el ambiente debidamente humedecido, ya que la carencia de humedad puede hacer que algunas chapas se agrieten. De la misma forma, no se debe situar la madera cerca de los aparatos de calefacción o de aire acondicionado.


En cuanto a la limpieza, es esencial mantener las piezas de madera libres de polvo, pasándoles cada tres días aproximadamente un paño limpio y suave por toda su superficie y frotando ligeramente para que la cera muestre su brillo. Además, es aconsejable renovar el acabado de los muebles dos veces al año con productos que puedes encontrar en droguerías o tiendas especializadas en limpieza.

Mobiliario de exterior

Para que tus muebles exteriores de madera se conserven en las mejores condiciones durante más tiempo lo primero que hay que hacer es asegurarse del lugar dónde se colocan. Lo mejor es que sea una zona del jardín o la terraza que no se encharque y con un sumidero cercano para que el agua se evacue fácilmente. Eso sí, hay que tener en cuenta que la madera cede con el tiempo y que es normal que salga alguna hendidura o raja. Por otro lado, es importante proteger los muebles de los rayos del sol con barnices y tintes para que se conserven en buen estado, ya que estos materiales ejercen de filtro solar.

En cuanto a la limpieza, no podrás utilizar productos abrasivos ni los mismos que usas para limpiar el cristal, el acero o los demás materiales. Durante el invierno, deberás tapar los muebles con alguna tela, aunque tampoco hay que protegerlos en exceso. Sea como sea, debes tener en cuenta que los signos de uso pueden añadir cierto carácter y encanto a una pieza de modera y, normalmente, son muy poco notorios.

Salir de la versión móvil