Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo decorar un dormitorio de matrimonio pequeño

Cabecero con mesitas

Lamentablemente, las viviendas actuales suelen caracterizarse por contar con pocos metros cuadrados, y cuando nos toca plantearnos cómo decorar una habitación con esas características, la tarea es algo más compleja y no podemos jugar con la decoración tanto como nos gustaría. Por supuesto, el acondicionamiento y la decoración de los espacios pequeños se complica aún más dependiendo de las estancias de la casa.

Así, una de las habitaciones más difíciles de decorar si se cuenta con pocos metros cuadrados es el dormitorio de matrimonio, ya que en este lugar necesitamos almacenar un montón de cosas, más allá de que es necesario que se convierta en un auténtico templo del descanso si queremos conciliar el sueño cada noche para rendir cada día. Afortunadamente, existen algunos trucos que podemos llevar a la práctica para aprender cómo decorar un dormitorio de matrimonio pequeño. ¿Quieres conocerlos? ¡Pues atento!

Paredes y techos

Lo primero que debes tener en cuenta es que por muy pequeño que sea, un dormitorio de matrimonio pequeño puede ser igual de elegante como un dormitorio inmenso siempre que se utilice el espacio de forma inteligente. Así, planear la decoración con anticipación y utilizar todo el espacio que te permita la habitación son algunas de las claves para conseguirlo. Además, es importante que te decantes por los colores claros para las paredes, ya que darán la ilusión de más espacio. El beige, el amarillo, los pasteles y, sobre todo, el blanco en todas sus versiones, serán ideales para estos espacios. Si quieres, también puedes pintar una pared de un color más oscuro, lo que le dará a la habitación una ilusión de profundidad. Eso sí, el techo deberá ser blanco o dos o tres tonos más claros que las paredes.

 

Los muebles básicos

Por otro lado, es importante que no satures la habitación con demasiados muebles y objetos decorativos, sino que dispongas solo de los elementos esenciales: cama, mesillas, armario y, si tienes espacio suficiente, una cómoda o cajonera. Por supuesto, deberás buscar las alternativas que ahorren espacio y que aprovechen los espacios que suelen estar menos utilizados, permitiéndote almacenar más cosas. En esto, el rey de los muebles es el canapé abatible, una estructura que permite el almacenamiento bajo toda su superficie. Si esta idea no te convence, también puedes optar por las camas abatibles, que suelen ser menos habituales en las tiendas de muebles. Puedes encontrar un ejemplo en la fotografía que puedes ver a continuación.

Por otro lado, es mejor que optes por armarios de puertas correderas, perfectos para habitaciones pequeñas, ya que no precisan de espacio delante para abrir las puertas. Además, suelen aprovechar mejor el espacio.

 

Complementos, iluminación y orden

En cuanto a los diferentes accesorios de la habitación, te recomendamos que optes por textiles en colores claros y tejidos ligeros para las cortinas y que no coloques demasiados elementos decorativos en la estancia, ya que saturarían demasiado el espacio. Además, deberás potenciar al máximo la luz natural. Para ello, además de evitar las cortinas pesadas, no deberás colocar muebles delante de la ventana que impidan el paso de la luz. Por último, deberás procurar que el dormitorio esté siempre organizado, ya que el desorden hace que los espacios se vean más pequeños de lo que realmente son.

Salir de la versión móvil