Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo elegir las mesitas de noche para el dormitorio principal

La mesita de noche es uno de los muebles esenciales en el dormitorio principal del hogar. Esta pieza auxiliar, que se sitúa a cada lado de la cama, es básica en este espacio. Aunque pueda parecer que este es un producto que no ofrece novedades significativas, sí encontrarás una amplia oferta de diseños que se adaptan a necesidades diferentes. ¿Qué aspectos debes considerar para realizar una perfecta elección? A continuación enumeramos algunos de los puntos a tener en cuenta en esta compra.

1. Espacio de almacenaje

Si crees que este es un aspecto prioritario para ti, selecciona una mesita de noche con cajones con capacidad para guardar aquellos detalles que quieres mantener en esta ubicación. Si sueles tener un libro para leer antes de acostarte, este será un lugar práctico para situarlo hasta el día siguiente.

No solo encontrarás productos con cajones, sino también con almacenamiento abierto. Modelos que cuentan con pequeños compartimentos que se perciben a simple vista. Algunas mesitas de noche combinan ambas opciones al unir estos estantes con dos cajones.

2. Mesitas de noche con patas

Cada característica de este mueble lo completa y lo define. Las patas se convierten en el soporte de esta estructura que posee la estabilidad deseada. ¿Quieres una mesita de noche de líneas rectas o, por el contrario, prefieres un diseño con patas curvas? Ambas propuestas aportan estilo al dormitorio principal de la casa. Además, el color de esta base puede mostrar una continuidad visual. Pero quizá contraste al lucir un tono diferente. Si deseas aportar un toque metálico a un escenario decorado con un estilo industrial, las patas en hierro consiguen este efecto.

3. Tiradores

Este es otro de los detalles que logra diferenciar la imagen de esta pieza auxiliar. Los cajones pueden estar acompañados por este elemento o, también, contar con un sistema de apertura alternativo. Una de las tendencias actuales es elegir una mesita sin tiradores para realzar el minimalismo y la sencillez en el dormitorio.

4. Color

Las mesitas de noche tienen una gran visibilidad en el espacio porque están situadas junto al mueble principal del dormitorio. Conviene elegir un color que combine perfectamente con el entorno. Una creación en color blanco añade luz a una habitación de estilo nórdico. Un mueble realizado en madera clara, a diferencia de un producto elaborado en este material, pero con un acabado más oscuro, transmite una sensación de ligereza visual. El negro siempre es sinónimo de belleza y elegancia. También encontrarás atractivos diseños realizados en gris.

5. Forma

El color, como hemos comentado en el apartado anterior, es uno de los elementos principales de este mueble. La forma es otro de los aspectos a tener en cuenta. La geometría se integra en el contexto a través de una mesita cuadrada, rectangular o redonda. ¿Cuál de estas tres propuestas es tu preferida?

6. Medidas

El tamaño de esta pieza auxiliar debe guardar una relación de proporción con el mueble al que acompaña. Por esta razón, elige aquel formato que posee unas medidas perfectas para completar con acierto la zona de descanso.

7. Diseños idénticos o diferentes

La tendencia clásica es aquella que dibuja una decoración simétrica en un dormitorio con dos mesitas idénticas que, a su vez, muestran esta misma armonía en la composición de su decoración. ¿Quieres planificar el espacio a partir de un esquema alternativo? En ese caso, cada mueble puede tener un acabado totalmente único. Aunque cada producto sea irrepetible, conviene buscar el equilibrio en el conjunto.

En definitiva, este es uno de los muebles esenciales en el dormitorio principal de la vivienda. Esta guía práctica te ayudará a elegir el modelo ideal para vestir esta habitación de tu hogar.

Salir de la versión móvil