Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo incluir decoración de colores en el hogar


Como sabes, hoy en día se llevan, y mucho, colores como el blanco, el negro y otros tonos neutros para decorar las diferentes estancias del hogar. Sin embargo, es posible que utilizando este tipo de tonalidades crees ambientes demasiado aburridos. Por eso, hoy te proponemos que agregues toques de color a las diferentes estancias, logrando espacios alegres y con personalidad. Para echarte una mano con esta tarea, vamos a darte una serie de ideas y consejos para incluir decoración de colores en el hogar. ¿Te apetece acompañarnos?

A través de los asientos

Una forma ideal de añadir color a la estancia es a través de los asientos. Así, en lugar de apostar por los clásicos neutros para las sillas, sofás y sillones, te recomendamos que los escojas en tonalidades llamativas, como el rojo, el verde o el azul. Por supuesto, también es una gran idea que te decantes por asientos estampados, Y si prefieres que estas piezas tan importantes de tu hogar sigan siendo de colores más básicos, apuesta por dar colorido a través de los pufs. Se trata de piezas que te resultarán de lo más prácticas a la hora de obtener asientos extra cuando vienen invitados, además de ser lugares ideales para relajarse, siempre que se trate de pufs acolchados. Por supuesto también podrás optar por los modelos que cuentan con espacio de almacenamiento extra. Eso sí, escojas el modelo que escojas, opta por un color llamativo para dar alegría a tu hogar. Puedes ver ejemplos de pufs coloridos en la siguiente imagen.

Muebles auxiliares coloridos

Con la inversión que supone amueblar una casa, entendemos que no quieras arriesgarte a escoger muebles de colores demasiado llamativos, ya que al final estos acaban cansando. Sin embargo, puedes elegir algún mueble auxiliar de un color diferente a los habituales. Piensa que estas piezas son más fáciles de remplazar, ya que no suponen un gasto tan importante como el que puede suponer el sofá o la composición de salón. Por ejemplo, puede ser una gran idea que te hagas con un escritorio de un color llamativo como las mesas de estudio con bandeja que puedes ver en la siguiente imagen.

En la cocina y el baño

Si tu cocina o tu cuarto de baño te parecen demasiado aburridos, puedes optar por cambiar los azulejos por otros más alegres. Si no dispones de mucho presupuesto, también puedes optar por la pintura para azulejos, una opción mucho más económica a la hora de cambiar el color de las paredes. Eso sí, ten cuidado de no escoger una tonalidad demasiado oscura, especialmente si se trata de una estancia pequeña y con poca luminosidad, ya que podrías crear un ambiente agobiante.

Textiles

Puede que la forma más sencilla de añadir color a las estancias sea a través de los textiles. Nos referimos a la ropa de cama, fundas de cojines, cortinas, manteles, hules, alfombras… Piensa que es muy fácil cambiar estos elementos, además de resultar bastante económico. Una buena idea es optar por textiles en colores cálidos en invierno, ya que aportan una sensación de confort, y tonos más frescos y estampados alegres para el verano.

Objetos decorativos

Por último te recomendamos que añadas toques de color a través de los objetos decorativos. Tienes un montón de posibilidades: vajillas coloridas, lámparas originales y llamativas, cuadros de paisajes, jarrones estampados… Además, una de las mejores formas de añadir color a las estancias es a través de las plantas y de las flores. Y es que además de dar vida al hogar, son elementos de lo más saludables.

¿Te animas a añadir toques de color a tu hogar?

Salir de la versión móvil