Consejos para crear un despacho en una habitación pequeña

Composicion oficina segun foto

Hace unos años poca gente se planteaba tener un despacho en casa. Sin embargo, hoy en día para muchos es prácticamente imprescindible. Y es que son muchas las personas que trabajan desde casa o que realizan buena parte de su jornada laboral en el hogar y que, por tanto, necesitan un espacio en el que poder concentrarse y ser productivo. El problema es que en las viviendas actuales los metros cuadrados brillan por su ausencia, por lo que es complicado crear un espacio de trabajo en condiciones, aunque no imposible. Así, si tienes una habitación libre en casa, por muy pequeña que sea, no dudes en intentarlo. Para echarte una mano, hoy vamos a darte algunos consejos para crear un despacho en una estancia pequeña. ¿Nos acompañas?

Apuesta por los tonos claros

Lo primero que deberás tener en cuenta a la hora de crear un despacho en una habitación pequeña es que deberás optar por colores claros, ya que estos te ayudarán a ampliar el espacio visualmente. Lo más importante es que estos estén presentes en las paredes, aunque tampoco es mala idea optar por ellos para las piezas de mobiliario. En este sentido, el color que más te ayudará es el blanco que, además, es ideal para potenciar la luminosidad. Eso sí, si te decantas por una decoración en este color, procura incluir algunos elementos en otras tonalidades para que el despacho no acabe siendo demasiado frío o aburrido. Otras tonalidades adecuadas para espacios de trabajo pequeños son los pasteles y los tonos crema.

La elección del escritorio

Una vez tengas claros los colores que van a primar en la estancia, entonces deberás comenzar a pensar en las piezas de mobiliario que necesitas para tu despacho. Lo ideal es incluir en la habitación únicamente los muebles imprescindibles. Así, no podrá faltar un escritorio, que no deberá ser demasiado grande para que no ocupe demasiado espacio, aunque tampoco debe ser muy pequeño, ya que dejaría de ser una mesa funcional. Por otro lado, debes tener en cuenta que hay materiales que te ayudarán a ampliar el espacio visualmente como, por ejemplo, el cristal. Así, teniendo todo lo que te acabamos de comentar en cuenta, puede ser una buena idea decantarse por una mesa de trabajo como la que puedes ver en la siguiente imagen. Al tener la tapa de cristal, es visualmente muy ligera. Además, resulta de lo más moderna.

Mesa estudio tapa cristal

 

La silla de escritorio

Por muy pequeña que sea la habitación, no deberás caer en la tentación de escoger una silla plegable o un pequeño taburete, que son los asientos que menos espacio ocupan. Y es que es importante que el tiempo que pases sentado frente al ordenador lo hagas de forma cómoda. ¡Está en juego tu salud! Por tanto, a la hora de escoger la silla de escritorio que acompañará a tu mesa, lo idea es optar por una silla ergonómica que favorezca tu postura. Piensa que cuando no la utilices apenas ocupará espacio, ya que la mayor parte de la silla quedará escondida bajo la mesa. El sillón para despacho que puedes ver en la siguiente imagen te resultará tremendamente cómodo.

sillon-despacho-simil-piel-73 OFI SIL 02

 

Espacio de almacenamiento

Si la habitación es muy pequeña y no es del todo imprescindible, te recomendamos que prescindas de grandes muebles de almacenamiento. De hecho, si solo necesitas guardar unos pocos elementos, lo que te recomendamos es que escojas un escritorio que cuente con cajones. Otra buena idea es colocar alguna que otra cajonera, que podrás situar debajo de la mesa o en cualquier otro rincón. Además, siempre puedes optar por estanterías que, al aprovechar el espacio vertical, no ocupan demasiados metros cuadrados.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.