Consejos para cuidar la almohada

Almohada latex 150
¿Sabías que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo? ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Eso sí, lo que hay que tener más en cuenta es que las funciones del sueño son muy importantes para nuestro organismo, y ya no solo porque el ser humano no puede vivir sin dormir, sino porque el sueño repara nuestro cuerpo cada día, nos permite estar despiertos al día siguiente, regula los biorritmos y garantiza el equilibrio entre las exigencias biológicas internas y el exterior. De hecho, dormir de forma adecuada influye en el rendimiento en el trabajo, en los estudios, en los accidentes, en las bajas médicas…

Ya que en España dormimos menos que en otros países (nos despertamos a la misma hora pero nos acostamos más tarde), al menos es importante que el rato que estemos descansando lo hagamos de forma adecuada. Así, es esencial contar con un buen colchón y, por supuesto, con una buena almohada. Eso sí, más allá de acertar con la elección, es imprescindible cuidar estos dos elementos para que se mantengan en buenas condiciones durante mucho tiempo. Como ya te hemos dado trucos y consejos para mantener el colchón como el primer día, hoy queremos darte los mejores consejos para cuidar almohadas. ¿Te gustaría acompañarnos?

La importancia de la almohada

Si quieres lograr un descanso reparador y no despertarte con dolor de cuello, de espalda o de hombros, entonces deberás comprar la almohada adecuada y cuidarla como es debido. Lo más importante es que este elemento te permita mantener la cabeza, el cuello y la columna vertebral alineados, es decir, tener una postura adecuada de la columna para que se relajen los músculos y se pueda obtener un buen descanso y una buena respiración. Eso sí, debes tener en cuenta que existen diferentes tipos de almohadas y que deberás escogerla dependiendo de tus necesidades. Así, por ejemplo, debes saber que una almohada de viscoelástica como la que puedes ver en la siguiente imagen es recomendable para personas que duermen boca arriba o de lado.

Almohada viscoelastica 90

Ventilar la almohada

Lo que recomiendan la mayoría de expertos es cambiar la almohada, como mucho, cada 5 años. Eso sí, esto solo lo podrás hacer si la cuidas de forma adecuada. De lo contrario, tendrás que cambiarla más a menudo, ya que perderá las propiedades más rápidamente. Así, lo primero que te recomendamos es que ventiles bien la habitación ante de hacer la cama cada día. Además, es buena idea ventilarla al aire una vez a la semana.

Para evitar que se deforme

Las almohadas se deforman con el paso del tiempo y, aunque esto es algo que no se puede evitar, sí que es posible lograr que ocurra más tarde. Para lograrlo, es importante darle la vuelta de vez en cuando. Por otra parte, debes saber que si la almohada es de plumas o de fibra (puedes ver un ejemplo de una almohada de fibra en la siguiente imagen), es buena idea sacudirla cada noche o cada mañana para que vuelve a tener su forma y para ganar volumen.

Almohada fibra 150

Limpieza

Por supuesto, para mantener en buen estado tu almohada deberás limpiarla a menudo. En este sentido, debes tener en cuenta que hay algunas almohadas que se pueden lavar directamente como, por ejemplo, las de látex. En cualquier caso, te recomendamos que le eches un vistazo a la etiqueta de la almohada para comprobar las instrucciones de lavado. Eso sí, si no puedes meterla en la lavadora, es imprescindible que laves la funda de protección aproximadamente cada dos meses. Por supuesto, la funda de almohada deberás lavarla más a menudo. Lo más recomendable es hacerlo cada semana, junto a las sábanas. Además, es importante sacudirla cada día enérgicamente para evitar la acumulación de polvo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.