Consejos para decorar el dormitorio en otoño

Desgraciadamente para los que nos gusta el calor, éste pasa en un pispas y rápidamente nos encontramos en otoño, estación en la que con la llegada del frío y las lluvias nos recluimos más en casa y pasamos allí muchos momentos de ocio leyendo, viendo la televisión, escuchando música…. Seguro que entonces agradecerás haber sido previsor y tener ya preparada tu casa para recibir la nueva estación con todas las comodidades.

Por eso te proponemos que vayas planificando la decoración del dormitorio, para que cuando llegue el momento lo encuentres agradable y acogedor . Además, ¡qué mejor momento que el verano para meterse en faena y acometer los cambios necesarios para dar un vuelco a la decoración! Tampoco es que vayas a necesitar una reforma total, te bastará realizar algunas modificaciones para que la habitación parezca otra. Veámoslos.

Cambia los colores

Para darle a tu dormitorio un aire más otoñal puedes empezar por cambiar los colores con los que está decorado. Atrás deben quedar los más vibrantes y alegres (rojos, fucsias…) propios de la época estival para dar paso a otros algo más neutros. Imitando a la naturaleza, los colores tierra como marrones, verdes y algunas tonalidades de naranjas o amarillos se convierten en los nuevos protagonistas.

Por supuesto puedes aplicarlos a las paredes, pero si no quieres meterte en el lío de tener que pintar, puedes recurrir a los textiles como “ arma” para dar una nueva imagen a tu dormitorio y cambiar la ropa de cama, las cortinas, los cojines o la tapicería de butacas, banquitos a pie de cama…

 

Apuesta por nuevos complementos

Te serán de gran ayuda para darle ese toque otoñal al dormitorio y, además, tienen una doble ventaja. Por un lado, no necesitas realizar un gran desembolso para adquirirlos, y por otro que cuando llegue el verano podrás retirarlos fácilmente y guardarlos hasta que los vuelvas a necesitar el otoño siguiente.

Por ejemplo, las velas aromáticas en tarros de cristal decorados con motivos florales te ayudarán a conseguir una atmósfera más cálida y acogedora. Por supuesto, también te vendrán geniales las flores artificiales o secas, tanto en jarrones como en pequeñas composiciones.

También puedes apostar por decorar las paredes con vinilos que tengan motivos de hojas o de algún paisaje otoñal. Son muy fáciles de colocar, y como se quitan sin problemas, puedes cambiarlos de ubicación y colocarlos en otra pared, llevarlos a otra habitación… Puedes incluso utilizarlos para decorar los muebles; en el caso de los dormitorios juveniles o infantiles, además de los ya citados de plantas y vegetales, pueden quedar muy graciosos los de animales.

La madera, tu gran aliado

De la misma manera que los colores y los motivos decorativos más en conexión con la naturaleza son los idóneos para decorar el dormitorio en otoño, la madera es también el material más apropiado.

Si estás pensando en cambiar los muebles del tuyo, apuesta por este material para el cabecero de la cama, los armarios…. Los fabricantes te ofrecen una amplia gama de tonalidades que van desde las más claras (haya, abedul…) hasta otras más oscuras como el wengué. Como siempre te comentamos, si la habitación es pequeña o no tiene mucha luz, reserva los tonos más claros para los muebles más voluminosos o para todo el conjunto (mira la primera de las imágenes) y los más oscuros para piezas pequeñas como las mesillas, una cómoda, un zapatero…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.