Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para decorar el salón en verano


¿Tienes ganas de que llegue el verano? ¡Nosotros también! Y es que durante la época más cálida del año podemos hacer todo tipo de actividades divertidas: tomar el sol en la playa, darnos refrescantes chapuzones en el agua del mar o de la piscina, disfrutar de tardes y noches en el chiringuito, salir hasta altas horas de la madrugada, organizar fiestas y barbacoas en nuestra terraza o jardín… En definitiva, el verano es el momento del año en que más tiempo pasamos en el exterior, lo que no quiere decir que tengamos que olvidarnos de los espacios interiores. De hecho, tendremos que hacer todo lo posible para que los diferentes ambientes de la casa sean más frescos y alegres, sobre todo el salón, que es la estancia en la que más tiempo pasamos cuando estamos en casa. Para ponértelo más fácil, hoy vamos a darte algunos interesantes consejos e ideas para decorar el salón en verano. ¿Te gustaría acompañarnos?

Paredes en tonos claros

Sin duda, la llegada del verano es un momento excelente para renovar las paredes del salón. Así, antes de que llegue el calor más extremo, te recomendamos que te pongas manos a la obra con esta tarea. Lo ideal en esta época del año es apostar por colores claros, que son los que aportan una sensación de frescura y, por tanto, resultan menos agobiantes cuando las temperaturas suben. Además, ya sabes que los tonos claros potencian la luminosidad y amplían los espacios visualmente. Por supuesto, escoger el blanco para las paredes del salón es una fantástica idea, aunque también acertarás apostando por versiones claras de tonos fríos como el azul.

Muebles

En cuanto a los muebles, los más recomendables para el verano son los de tonos neutros claros y de baja altura ya que no recargan el espacio y favorecen la ventilación del salón. Además, durante esta época del año son muy bien recibidas las piezas de mobiliario blancas y de cristal. Así, por ejemplo, una mesa de centro como la que puedes ver en la siguiente imagen puede ser perfecta para lograr un salón de lo más veraniego.

Sustituye los textiles por otros más frescos

La forma más fácil de darle al hogar un toque más fresco y alegre es sustituyendo los textiles del hogar. Por ejemplo, si las cortinas de tu salón son gruesas y de colores poco adecuados para el verano, lo mejor es que las cambies por otras más ligeras. Tejidos como el algodón o el lino son muy recomendables. En cuanto a los colores, el blanco es el más adecuado para dejar pasar la luz. También te recomendamos guardar la alfombra hasta la llegada del otoño. Solo podrás introducir este tipo de complemento en tu salón si se trata de un modelo específico para el verano. Por otro lado, te recomendamos llenar tu salón de cojines estampados (rayas, flores, animal print…) o de colores alegres y atrevidos. Eso sí, los cojines blancos también son recomendables, ya que aportan un toque de frescura.

Complementos y objetos decorativos

Los complementos y los objetos decorativos te ayudarán a darle un toque veraniego a tu salón. En este sentido, queremos destacar a los puffs, que pueden serte muy útiles durante esta época del año, en la que seguro que recibes más visitas, ya que te proporcionarán asientos extra. Eso sí, si tienes pensado incorporar una de estas piezas en tu hogar, no dudes en apostar por diseños en colores alegres, como el puff rosa que puedes ver en la siguiente imagen.


Por supuesto, durante el verano no podrás olvidarte de incluir flores y plantas en la decoración de tu salón. También son muy recomendables los jarrones de cristal de colores, los cestos de fibra y los accesorios de ratán.

Salir de la versión móvil