Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para decorar habitaciones infantiles pequeñas

Cama alta con mesa oculta
Por culpa de la proliferación de los mini-pisos en la mayor parte de las ciudades, una realidad contra la que no podemos luchar, muchos de nosotros tenemos que lidiar siempre con el mismo problema: la falta de espacio en las diferentes estancias. Así, no nos queda otra que dejar volar la imaginación para encontrar soluciones que nos ayuden a sacar partido a cualquier rincón.

Una de las estancias que más suele sufrir de la falta de especio es la habitación infantil que, contrariamente, necesita de sitio para guardar las pertenecías de los más pequeños y, por supuesto, para que los niños puedan descansar, jugar y hacer los deberes, tres cuestiones básicas en los dormitorios de los más pequeños de la casa.

Colores

Es importante escoger el color adecuado para ampliar visualmente el espacio. Así, mientras que las paredes y el techo es mejor que estén pintados de blanco o de colores neutros, sí que puedes optar por colores más llamativos para muebles y accesorios para darle un poco de vida a la habitación infantil. Eso sí, los muebles no deben ser visualmente pesados y, por supuesto, debes evitar aquellos indispensables.

Camas

Los dormitorios infantiles parecen encogerse a medida que pasan los años. Por este motivo, lo mejor es racionalizar el espacio desde el principio, estudiando bien la distribución de las zonas. Una buena idea es contar con muebles compactos, es decir, camas nido o literas tipo tren que, además de contar con una o dos camas (algo ideal para hermanos que tienen que compartir habitación), tienen una zona de almacenaje, que supone una solución magnífica para guardar juguetes, ropa o accesorios. Además, las camas altas en general son ideales para ahorrar espacio, ya que están provistas de cajones o camas nido para cuando vienen invitados a dormir.


Por supuesto, también te ofrecemos la opción de las clásicas literas de toda la vida, como la que puedes ver en la siguiente fotografía.
En casos extremos, incluso, se puede optar por una cama abatible que durante el día deje espacio libre en la habitación para que los niños jueguen.

Estanterías

Por otro lado, debes tener en cuenta que el orden es imprescindible en este tipo de habitaciones. Por eso, además de contar con el suficiente espacio de almacenaje, es buena idea disponer de estantes volados, ideales para guardar lo que no se utiliza demasiado sin crear sensación de agobio, especialmente cuando no hay espacio suficiente para colocar una librearía.

 

Salir de la versión móvil