Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para decorar la oficina

Mueble de oficina blanco


La oficina es para muchas personas como un segundo hogar, llegando a pasar incluso más horas que en sus propias casas. Lograr la comodidad y la concentración después de muchas horas representa todo un reto, por lo que la decoración de la oficina se convierte en algo esencial. Y es que todo aquel que trabaja detrás de un escritorio sabe lo que es pasarse largas horas en la misma habitación.

La imagen que quieres proyectar

La decoración de la oficina no solo habla de la imagen que se quiere proyectar, sino que consigue que este lugar sea un sitio confortable. Las empresas están tomando conciencia de la importancia que tiene el ambiente y el espacio de trabajo para mejorar la productividad y por eso están diseñando sus oficinas de manera que favorezcan la transparencia y la creatividad de sus trabajadores. Así que tanto si trabajas fuera de casa como en tu propio hogar, deberás prestarle mucha atención a la decoración de este espacio.

Muebles

Antes de ponerte manos a la obra con el mobiliario de la oficina, es importante que pienses fríamente qué muebles vas a necesitar, preguntándote si necesitas bastante espacio para trabajar, si estarás sentado durante muchas horas, si tienes que almacenar mucho papeleo…

Eso sí, lo más importante es contar con un buen escritorio y una silla de calidad. En cuanto al primero, lo mejor es que lo escojas con cajones y estantes para que te ayuden a mantener tu oficina ordenada, como el que te mostramos en la fotografía anterior. Por su parte, la silla deberá ser ergonómica, especialmente si trabajas largas horas.

Colores

La gente es cada vez más consciente de la importancia que tienen los colores a la hora de decorar cualquier estancia, especialmente las oficinas. Como se trata de lugares de trabajo, es importante escoger los tonos que más puedan ayudarte a cumplir tus objetivos: el azul ayuda a sentirse productivo; el verde y el gris promueven la relajación; el morado aumenta la creatividad; el amarillo y el naranja hacen que estés más animado y alegre… Prueba varios tonos hasta que encuentres el mejor para ti.

Orden

Uno de los problemas más comunes en las oficinas suele ser la organización. Los papeles, los recibos, los bolígrafos, las cartas… Todos estos elementos pueden crear un verdadero desorden que luego puede ser difícil de parar. Sin embargo, si tienes una oficina pensada para la organización podrás prevenir cualquier desorden antes de que suceda. Utiliza cajas, canastas y estantes para guardar todo lo que necesites y ponles etiquetas para encontrarlo todo fácilmente.

En el caso de que tengas que almacenar muchos papeles y demás elementos, deberás contar con un gran armario que, además, puede darle clase y estilo a la oficina, y estanterías, que también te pueden servir como separadores de ambiente.

Iluminación

Otro de los aspectos claves de la decoración de la oficina es la iluminación. Así, si estás frente a un ordenador, leyendo o escribiendo varias horas, necesitarás una buena luz, por lo que no podrás conformarte con una lámpara de techo. Tendrás que incorporar una lámpara a tu escritorio, otra donde te sientes a leer y escribir o en cualquier lugar donde sea necesario.

Completar la decoración

Para completar tu oficina necesitarás algunos elementos decorativos: citas en las paredes, revistas y libros relacionados con tu trabajo, calendarios… Tampoco deberán faltar las plantas, que además de darle vida al espacio, renovarán el aire.

Salir de la versión móvil