Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para elegir el mejor colchón para los niños

¡Qué importante es elegir un buen colchón! En Muebles Boom lo sabemos y por ello te ofrecemos las mejores opciones del mercado. Ponemos a tu disposición una serie de modelos que garantizarán tu descanso, así que solo tienes que elegir el que mejor se adapte a tus gustos y necesidades, algo que dependerá de varios factores.

Lo mismo se puede decir cuando el destinatario del colchón es un niño. En ese caso hay que poner los cinco sentidos a la hora de elegir uno que le permita conciliar el sueño con facilidad y vele por su salud. Por ello queremos darte una serie de consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión posible. ¡Toma nota!

Firmeza

La firmeza es un aspecto clave, por no decir que es el más importante de todos. Para que el niño no se levante con dolores de espalda hay que dar con el que sea capaz de adaptarse a la curvatura de su espalda. En el mercado encontramos tres tipos de durezas (1, 2 y 3) que hay que elegir en función de la edad y el peso del pequeño.

Cuando se pasa de la cuna a la cama lo ideal es que sea un colchón de dureza 1. Con el paso del tiempo pasará a la dureza 2 y a la dureza 3. En el caso de un bebé, lo que se recomienda es que no sea demasiado duro, pero tampoco lo suficientemente blando como para que pueda quedarse atrapado por el riesgo de ahogo que existe. Además, para los niños de hasta 10 años se recomienda que el colchón sea de dureza media o suave, y ya a partir de esa edad y hasta los 16 años se puede pasar a uno de más dureza.

Peso y edad

El peso y la edad determinarán la elección del colchón. Un bebé necesita que sea resistente y lo suficientemente duro como para no hundirse, y a su vez es bueno que sea transpirable, algo adaptable e hipoalergénico.

Los niños de entre 3 y 10 años necesitan colchones con tratamiento anti-ácaros, que sean transpirables y que no sean duros. Por el contrario, tal y como hemos explicado anteriormente, entre los 10 y los 16 años la dureza puede ser mayor para que se adapte a sus cambios físicos sin sufrir de la espalda.

Materiales

Los colchones de muelles son los más recomendables para los pequeños que sufren de alergia o que no pueden contener el pipí por las noches. Los viscoelásticos, que son los que más se demandan últimamente, son muy cómodos y durables, pero antes de elegirlos hay que asegurarse de la edad y el peso, ya que en función de ello hay que pedir un grosor y otro (hasta 4 centímetros para niños de hasta 8 años, por ejemplo).

Otros consejos

Es importante tener en cuenta una serie de consejos que harán que el colchón dure más y no pierda sus propiedades. Airearlo cada cierto tiempo es fundamental y también hay quedarle la vuelta de forma periódica para que no se deforme. Además, se recomienda colocar un protector de colchón impermeable en caso de que el pequeño no pueda contener el pipí por las noches.

Por último, y esto es bastante lógico, si quieres alargar la vida útil del colchón en el que van a dormir tus hijos haz todo lo posible por cuidarlo. ¿A qué nos referimos con ello? A que hay que evitar por todos los medios que los niños salten encima del colchón, ya que no solo es peligroso por el daño que se pueden hacer si no calculan bien, sino que también están perjudicando la estructura y el material del colchón hasta el punto de poner en riesgo su comodidad.

Salir de la versión móvil