Consejos para elegir la mejor silla de escritorio

Cada vez es más habitual tener un pequeño rincón de trabajo en casa, bien porque se trabaja desde allí o bien porque apetece distraerse con el ordenador. Tampoco podemos olvidar a los más pequeños de la casa que, tras su jornada en el colegio, deben repasar y estudiar a diario.

Son, por tanto, muchas las horas que se pueden llegar a pasar sentados en estos espacios y por eso la silla cobra una especial importancia. Por supuesto que debe ser bonita, pero sobre todo, cómoda y anatómica para evitar, en la medida de lo posible, problemas de espalda, dolores musculares…

Con estas líneas pretendemos darte las claves para que elijas la que más te conviene.

Composicion oficina segun foto

 

Mira su capacidad de ajuste

Lo fundamental es que sea regulable en altura, sobre todo si va a ser utilizada por varias personas. De este modo se podrá ir adaptando a cada una de ellas de manera que los pies siempre queden reposando en el suelo. Si aún así, se da el caso de que quedan colgando, debes colocar un reposapiés que te ayude a adoptar la posición correcta. Dos claves para que lo elijas bien: su inclinación debe ser regulable y estar realizado en materiales antideslizantes.

El respaldo debe medir entre 30-48 cm y, por supuesto, también tiene que ser regulable para que puedas ajustarlo a la forma de tu espalda. Su altura debe cubrir toda la espalda. Los mejores modelos son los que incluyen apoyo lumbar para que la curvatura de la espalda pueda estar baja, que es su posición natural; aunque si te decantas por uno que no lo tenga siempre puedes utilizar un cojín o almohadón.

Aunque los reposabrazos no son imprescindibles, los modelos que los tienen te resultarán más cómodos, aún más si son acolchados. Pero lo más importante es que sean anchos para que el usuario pueda apoyar el codo y el antebrazo formando un ángulo de 90º.composicion-oficina-11-COM-OFI-08

El asiento y la base
Te aconsejamos que el asiento tenga los bordes redondeados para que no te hagas daño en las piernas con el roce que habitualmente se produce con los movimientos. Y acolchado para que sea cómodo. Además, la parte delantera debe estar inclinada hacia abajo para que no oprima la parte posterior de las rodillas ni dificulte la circulación de las piernas. En cuanto a su tamaño, lo ideal es que, con la espalda bien apoyada en el respaldo, puedas deslizar la mano entre la parte delantera del asiento y la trasera de las rodillas. En cuanto a su anchura, que sea algo más grande que tus caderas, normalmente bastan 40-50 cm.

En cuanto a la base debe ser lo más estable posible, lo ideal es que tenga cinco patas. Las ruedas tienen que ser giratorias para que te puedas mover libremente y sin esfuerzo.

Estas sillas cumplen todos estos criterios, tú sólo tienes que preocuparte de elegir el modelo que más te guste.

sillas-estudio-11 SILOF 03

El diseño

Esto es ya una cuestión de gustos y no te resultará difícil encontrar el modelo que se adapte a los tuyos porque el mercado te ofrece una gran variedad.
sillas-estudio-11 OFI SIL 07
En cuanto al tapizado, nosotros te aconsejamos que optes por tejidos transpirables y que soporten el uso continuado. Elígelo en un color sufrido en el que no se noten las manchas, roces… y que se pueda limpiar fácilmente; mejor aún si permite el paso de la humedad y evita el calor.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.