Consejos para escoger el cabecero

Cabecero 280 cm con luces led
Tanto si estás redecorando por completo tu dormitorio como si estás pensando en darle un cambio de aires a esta importante estancia de tu hogar, deberás tener muy en cuenta el cabecero de cama, una pieza injustamente olvidada que juga un papel importantísimo en el dormitorio, ya que sirve de aislante, nos permite leer y ver la tele de forma cómoda y da un toque de estilo a la estancia. De hecho, en muchos casos actúa como punto focal. Por todo ello, deberás escogerlo con detenimiento. Para ponértelo más fácil, hoy vamos a darte algunos consejos para escoger el cabecero para el dormitorio.

Ten en cuenta el tamaño del dormitorio

Lo primero que deberás tener en cuenta a la hora de escoger el cabecero es el tamaño de la habitación. Así, si se trata de una estancia pequeña, lo mejor que puedes hacer es decantarte por un diseño que también sea pequeño, siempre y cuando no tenga menos centímetros que la cama. De la misma forma, si la estancia tiene pocos metros cuadrados, lo mejor es que te decantes por un diseño de líneas sencillas y pases por completo de los cabeceros pesados, ya que recargarían visualmente el ambiente. Por otro lado, debes tener en cuenta que para dormitorios de pequeñas dimensiones también son adecuados los diseños de colores claros, ya que pueden aligerar la habitación. Así, un cabecero blanco como el que puedes ver en la siguiente imagen puede ser una opción perfecta para un dormitorio pequeño. En cambio, en las habitaciones grandes tendrás más opciones.

Cabecero matrimonio mas 2 mesitas

El protagonismo del cabecero

Por otro lado, a la hora de escoger un cabecero deberás tener muy en cuenta qué papel quieres que esta pieza tenga en el conjunto del dormitorio. Así, si quieres que se convierta en el punto focal de la estancia, deberás escoger un diseño que destaque, ya sea porque contrasta con el resto de piezas de la estancia como por estar colocado en una pared de un color muy distinto. En cambio, si no quieres darle mucho protagonismo, lo mejor es que escojas un modelo sencillo acorde con el resto de muebles y elementos de la estancia.

Ten en cuenta el estilo y el color

Si prefieres que tu cabecero no destaque mucho, deberás tener muy en cuenta el estilo y los colores utilizados para el resto de la estancia, especialmente los que has empleado en los muebles. De hecho, lo más recomendable es que esta pieza sea o del mismo color o del mismo material (por supuesto, puede coincidir en ambos aspectos). Además, es recomendable que la pared esté pintada de un color diferente. El blanco es siempre una buena opción, excepto cuando el cabecero es de este color. Eso sí, si quieres disimular esta pieza, también puedes escoger el mismo color para la pared. Y si estás buscando un diseño para una habitación de estilo rústico o vintage, lo mejor es que apuestes por un cabecero de hierro forjado como el que puedes ver en la siguiente imagen.

Cabecero de forja de 135 estilo rustico y color negro

Un cabecero funcional

Más allá de su papel decorativo, el cabecero también es una pieza funcional. Y es que, como te hemos comentado antes, sirve como aislante. Además, evita que la cama roce con la pared. Eso sí, debes saber que en el mercado encontrarás diseños que te resultarán aún más prácticos. Por ejemplo, los cabeceros tapizados te permitirán leer y ver la tele de forma súper cómoda, sobre todo si estos están acolchados. Además, también puedes encontrar diseños que incluyen luces. Por otro lado, debes saber que los cabeceros de madera y los de tela aportan una sensación de calidez.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.