Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo escoger el escritorio para un dormitorio juvenil

cama-nido-cajones-escritorio-armario-azul-blanco
Cuando tus hijos dejan de ser niños para convertirse en jovencitos, la zona de estudio de su habitación se vuelve más importante. Esto se hace más evidente sobre todo a partir de la ESO, es decir, desde los 12 años, cuando los más pequeños de la casa comienzan a necesitar un escritorio en condiciones donde hacer todo los deberes y trabajos que les mandan en el instituto y para poder estudiar en época de exámenes. Si tienes un hijo que se encuentra en esta etapa, no te pierdas los consejos que vamos a ofrecerte a continuación para escoger el mejor escritorio para la habitación juvenil.

Espacio suficiente para trabajar

Lo primero que deberás tener en cuenta a la hora de escoger el escritorio para la habitación juvenil es que tu hijo necesitará una gran cantidad de espacio, ya que además de tener que poner el ordenador, el ratón y el teclado, necesita espacio suficiente para poder colocar los libros y las libretas para hacer los deberes y estudiar. Por tanto, deberás escoger un escritorio con una superficie bastante grande. Además, si cuentas con un ordenador con torre (algo poco habitual hoy en día), es buena idea que el escritorio disponga de espacio para colocarla.


Entre los escritorios más cómodos que puedes encontrar en el mercado se encuentran los esquineros, que suelen permitir más espacio para trabajar. Por otro lado, los expertos afirman que la mesa de estudio debe ser en acabado mate para evitar las molestias ocasionadas por los reflejos. Además, es muy recomendable que el escritorio cuente con cajones o espacios de almacenamiento para guardar todo lo que esté relacionado con el estudio. Por un lado, te ayudará a que la habitación esté siempre en orden. Por otro, a la hora de estudiar siempre es mejor que haya menos cosas por en medio.
Aunque en los escritorios más anchos existe la posibilidad de poner el teclado y el ratón en su superficie, también existe la opción de disponer de una bandeja extraíble donde colocar estos elementos. De esta manera, tus hijos podrán extraerlos solo cuando sean necesarios y tendrán más espacio para trabajar.

Junto a la habitación infantil

Podrás comprar el escritorio por separado o hacerlo junto al resto de la habitación, una opción muy recomendable si quieres que todas las piezas de la estancia cuadren a la perfección. Además, en el mercado podrás encontrar opciones de lo más interesantes, como el dormitorio infantil que puedes ver en la siguiente imagen, que cuenta con un escritorio unido a la cama de lo más práctico, ya que dispone de una amplia superficie para trabajar.

 

Comprarlo por separado

Por supuesto, comprar este mueble por separado no es una opción descabellada. De hecho, puede ser la opción perfecta para complacer algunas necesidades concretas. Por ejemplo, si la casa es muy pequeña y la habitación infantil dispone de poco espacio, puede que una buena solución sea optar por una mesa de estudio con ruedas, que podrás mover de un sitio a otro dependiendo de las necesidades del momento.

 

La silla

Aunque hoy nos hemos ocupado de los escritorios, es muy importante que también escojas la silla a conciencia, ya se trata de un mueble que tendrá mucha influencia tanto en sus resultados académicos como en su salud. Por tanto, no te pierdas los consejos para escoger la silla de escritorio que te dimos hace un tiempo. Lo más importante es que ésta sea cómoda y que permita a tu hijo estar sentado durante horas sin sentir ninguna molestia.

Salir de la versión móvil