Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para la decoración de pisos grandes

Muchas veces compartimos consejos e ideas para decorar un piso pequeño. La mayoría son así y son los que presentan más dificultades, pero eso no significa que sea fácil decorar un piso grande. De hecho, también tiene sus complicaciones, y de eso te hablaremos justamente en este artículo, en el que te daremos una serie de pautas para para que la decoración no sea caótica. ¿Te apetece conocerlos? ¡Vamos allá!

Evita la sensación de frialdad

En un piso pequeño hablamos de espacios diáfanos y de decoración minimalista. Sin embargo, en un piso que va sobrado de metros cuadrados hay que pensar en otros conceptos, ya que apostar por ello puede ser un problema. ¿Por qué? Pues porque si todo se ve demasiado despejado la sensación será de frialdad, e imagino que lo que todo el mundo quiere es disfrutar de un piso lo más acogedor posible. Para ello hay que llenar todos y cada uno de los rincones en su justa medida, comprando muebles y complementos decorativos que sean proporcionados.

Separa ambientes

La distribución también tiene mucho que decir en este sentido, ya que cuando sobran los metros cuadrados hay que hacer todo lo posible por rellenarlos. Eso implica crear ambientes lo suficientemente separados como para no confundirlos, pero cuidado con eso de alejarlos demasiado porque podemos volver a lo de la frialdad. Debe existir una conexión, así que hay que buscar separadores con presencia, no pequeñas estanterías como las que se recomiendan cuando un piso es pequeño.

Colores

Quien tiene una vivienda de grandes dimensiones no tiene que someterse a las retricciones que se suelen imponer en espacios pequeños en cuanto a colores se refiere. El blanco, el gris y el beige están muy bien, pero no tienen por qué ser las única soluciones viables. Siempre puedes apostar por tonalidades más oscuras sin miedo a que el resultado se traduzca en un espacio pequeño, ya que precisamente puede ser lo que andes buscando. No olvides que el negro y el gris oscuro pueden aportar sofisticación a cualquier estancia, así que no dudes en utilizarlos si ése es tu propósito.

¿Plantas? Siempre

Sea grande o sea pequeño, en un piso nunca deberían faltar las plantas. Nos ayudan a oxigenar todas y cada una de las habitaciones y son perfectas para cualquier estancia. Eso sí, asegúrate de que eres capaz de llevar a cabo un cierto mantenimiento, ya que de lo contrario correrás el riesgo de acabar con ellas. En un piso grande puedes decantarte por un montón de especies, e incuso puedes permitirte el lujo de comprar maceteros XXL. Además, piensa en la posibilidad de utilizar una gran cesta a modo de macetero, algo que está muy de moda por lo bien que queda a nivel estético (las cestas son siempre más bonitas que los maceteros).

La iluminación

Otro aspecto que no hay que descuidar en absoluto es el que tiene que ver con la iluminación, que como bien sabes es importante en toda clase de pisos. Aunque sea una casa grande con muchas ventanas en la que la luz natural fluya con facilidad, debes pensar en una buena iluminación tanto general como puntual. ¿Qué significa eso? Pues que hay que recurrir a grandes lámparas colgantes o de pie, pero también a pequeñas soluciones como puede ser una lámpara de escritorio o un flexo enganchado a la pared. En un piso grande la luz puede llegar a todas partes, pero quizá con menos intensidad que si el piso fuera grande. Por eso hay que pensar en la luz puntual, en iluminar pequeños rincones como el de lectura, ya que de esta forma no comprometemos nuestra vista.

Salir de la versión móvil