Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para llevar el estilo nórdico a tu hogar

El estilo nórdico sigue siendo uno de los más populares del momento. Lleva muchos años en la cresta de la ola y todo parece indicar que seguirá siendo así, ya que no deja de crecer el número de adeptos.

Si quieres que tu hogar sea también de estilo nórdico, te recomiendo tener en cuenta todos y cada uno de los consejos que comparto a continuación, ya que con todos ellos lograrás crear rincones sencillamente espectaculares, capaces de mezclar la sencillez y la calidez que suelen transmitir los ambientes scandi. ¿Te apetece conocerlos? ¡Atent@ a lo que te contamos!

Madera y blanco, la combinación que nunca falla

Si hablamos de combinaciones típicas del estilo nórdico, está claro que no podemos olvidarnos de la madera y el color blanco, que se llevan tan bien como si fueran amigos de toda la vida. Sea cual sea la estancia en la que quieras combinarlos, el resultado final será espectacular. La madera aporta calidez y el blanco aporta esa luminosidad que tanto se agradece para aprovechar la luz natural durante el mayor número de horas posible a lo largo del día.

Ventanas despejadas, por favor

Hablando de luz natural, no podemos olvidar la importancia de mantener las ventanas despejadas, libres de objetos que puedan obstaculizar el paso de la luz de forma caprichosa. Utilizar la iluminación artificial está muy bien, pero es más recomendable decantarse por la luz natural, que llena de vida cualquier rincón y nos hace estar mejor anímicamente. Si puedes, coloca grandes ventanales y haz todo lo posible para que las cortinas sean vaporosas. De hecho, si no te importa demasiado el tema de la privacidad, hasta puedes prescindir de ellas para no perder ni un rayo de sol.

Ambientes diáfanos

En la misma línea de todo lo que acabo de contar, también puedo explicar que los ambientes deben ser lo más diáfanos posible, al estilo loft pero sin necesidad de serlo. Con esto quiero decir que puedes derribar tabiques sin miedo al resultado obtenido, ya que la luz fluirá con más facilidad y conectarás espacios, algo que hará que el piso parezca más grande de lo que realmente es, al tiempo que facilitará la comunicación entre los habitantes de la casa.

Líneas sencillas

Olvídate de muebles a modo de escultura, con dibujos imposibles y formas de lo más extrañas. Si de verdad quieres apostar por el estilo nórdico, lo que tienes que hacer es convertirte en el mayor seguidor de las líneas sencillas. Apuesta por ellas sobre todo atendiendo a los muebles, que son los que más van a influir en ese aspecto. Sin embargo, no olvides otras piezas decorativas como por ejemplo un jarrón, un portavelas o una lámpara, ya que todo eso influye.

Flores y plantas

Las flores y las plantas, aunque no lo parezca, también están muy ligadas al estilo nórdico. Deberías incluirlas en la decoración de todas y cada una de las estancias por los beneficios que aportan. No olvides que se llevan el dióxido de carbono y lo convierten en oxígeno, algo que explica por qué son tan recomendables para el dormitorio.

Salir de la versión móvil