Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Consejos para poner la terraza a punto

Conjunto de mesa y sillas de jardín
¿Cómo dices? ¿Qué todavía no has puesto a punto tu terraza para la época más alegre y calurosa del año? ¡Que no cunda el pánico! Y es que todavía tienes muchos meses por delante para disfrutar de las buenas temperaturas en tu propio hogar junto a los tuyos. Eso sí, más vale que te pongas manos a la obra sino quieres que se pasen la primavera y el verano y prácticamente no hayas podido hacer uso de estas importantes zonas de tu hogar. Para echarte una mano, hoy vamos a darte unos cuantos consejos para poner tu terraza a punto. ¿Nos acompañas?

Prepara tus muebles

Una de las cosas que deberás hacer a la hora de poner a punto la terraza de tu hogar es preparar los muebles para que soporten de la mejor manera los rayos del sol. Esto es aún más importante si en los espacios exteriores de tu hogar tienes muebles de madera, ya que estos son más sensibles a las diferentes inclemencias del tiempo. Si es tu caso, te recomendamos que les apliques una o dos capas de barniz o de aceite protector. Si eres una persona muy ocupada y no dispones de mucho tiempo libre para dedicarle a tu mobiliario, lo mejor es que te decantes por un material más resistente y que requiera menos esfuerzos, como las fibras sintéticas, que además son fáciles de limpiar. Lo bueno es que este tipo de piezas son igual de atractivas que las de fibras naturales y bastante más baratas. Puedes ver un ejemplo de muebles de jardín de ratán sintético en la siguiente imagen.


En cuanto a la puesta a punto de los muebles metálicos, dependerá del tipo de material. Así, si se trata de piezas de hierro forjado tendrás que eliminar el óxido, lijar y luego pintar. En cambio, preparar tus muebles de acero te resultará más sencillo, ya que se limpian fácilmente con agua y jabón. Respecto a los muebles de jardín de acero, como los que puedes ver en la siguiente imagen, deberá limpiarlos con agua jabonosa, aclarando muy bien.

Limpieza a fondo

Más allá de preparar los muebles de jardín, es importante que limpies la terraza a fondo antes de comenzar a utilizarla de forma frecuente. Así, primero tendrás que repasar el suelo. Si es de madera, límpialo con agua mientras frotas con un cepillo. Lograrás limpiar las manchas con bicarbonato y recuperar su aspecto lijando y aplicando un barniz protector. Si el suelo de tu terraza es de barro utiliza agua con vinagre para limpiarlos. En cambio, si es de piedra es mejor que utilices agua jabonosa. Para las losetas de gres, te bastará con agua o un poquito de detergente neutro. En cuanto a las paredes, deberás limpiarlas dependiendo también del acabado.

Iluminación y detalles finales

Si quieres disfrutar de tu terraza en cualquier momento del día será mejor que ilumines el espacio de forma adecuada. Lo ideal para los espacios exteriores del hogar es la luz tenue, que podrás conseguir, por ejemplo, con guirnaldas decorativas. Además, debes saber que este año están muy de moda los farolillos. Para darle el toque final a tu terraza te recomendamos que añadas cojines a tus asientos, ya se trate de sofás, sillones o sillas. Estos no solo te proporcionarán más comodidad, sino que te servirán para darle un toque de color y personalidad al espacio. Lo mejor es escoger textiles resistentes aunque, independientemente del tejido por el que te decantes, es preferible que los mantengas guardados cuando no los utilices para que se mantengan en perfectas condiciones durante más tiempo. Además, no puedes olvidarte de añadir plantas y flores, que le darán un toque de naturaleza a tu terraza.

Salir de la versión móvil