Consejos para una casa en armonía

Suena bien lo de vivir en armonía, ¿verdad? Todos buscamos esa tranquilidad que no siempre encontramos, aunque en parte eso depende única y exclusivamente de nosotros. Por ejemplo, nuestro hogar puede convertirse en un refugio de paz si hacemos todo lo posible para que así sea.

En el artículo de hoy vamos a darte una serie de consejos para que tu casa sea lo más zen posible. ¿Te apetece conocerlos? ¡Toma nota y ponlos en práctica!

Orden

Lo primero y más importante tiene que ver con el orden. En una casa desordenada es muy complicado encontrar esa dosis de serenidad que tanto ansiamos, ya que el hecho de que las habitaciones estén desordenadas es algo que genera estrés. Sigue los consejos de una gurú como Marie Kondo y deshazte de todo aquello que no vas a utilizar. Quédate única y exclusivamente con lo necesario, y haz todo lo posible por mantenerlo ordenado recurriendo a soluciones de almacenamiento de todo tipo (cestas, muebles multifuncionales, cajones con compartimentos…).

Plantas de interior

La armonía también se puede alcanzar a través de las plantas. Podríamos decir que la gran ciudad no es relajante, ya que el ruido de los coches y las prisas no nos permiten olvidar el estrés. Para acercar la naturaleza y el entorno rural a nuestro hogar, no hay nada como recurrir a las plantas de interior, que como bien sabes son capaces de transformar el dióxido de carbono en oxígeno para que vivamos mejor. Eso sí, ten en cuenta que hay que llevar a cabo una serie de mantenimientos que son imprescindibles para que las plantas no se mueran. Infórmate sobre la cantidad de agua que necesitan, la luz y la temperatura, ya que en función de ello podrás tener unas plantas u otras. Si ves que no vas a poder dedicarles mucho tiempo por culpa del trabajo, decántate por opciones que requieren pocos cuidados, como es el caso de los cactus o las suculentas.

Fibras vegetales

Se llevan mucho y es toda una alegría, ya que con las fibras vegetales podemos decorar cualquier espacio a través de complementos como alfombras, cojines, pufs… Con ellas logramos ese plus de calidez que tanto se agradece en cualquier hogar, especialmente en invierno.

Colores

La armonía se puede alcanzar a través de muchos colores, pero si tuviéramos que elegir uno probablemente nos decantaríamos por el verde, que es el color de la esperanza y representa la paz y la armonía. Además, también alivia la fatiga ocular y evoca a la naturaleza, así que lo tiene todo para convertirse en un color que nos puede acompañar durante todo el año.

Rincón de relax

No son pocos los que disfrutan de un rincón en el que pueden relajarse, en el que pueden evadirse de todas las preocupaciones que nos persiguen en nuestro día a día. Basta con crear un rincón de relax para tener momentos de pausa, de respiro. Una buena idea, si te gusta devorar libros, es la de crear un rincón de lectura. Para ello solo necesitas luz natural (o una buena lámpara al lado), una butaca cómoda, una mesa auxiliar y un reposapiés muy mullido.

Cuida tu casa y cuídate a ti también

Que tu día a día sea muy zen no solo depende de que mimes tu hogar y pongas en práctica consejos como los que estamos compartiendo en este artículo. Tú también deberías cuidarte, y para ello puedes llevar a cabo varias acciones. ¿Un ejemplo? El típico baño relajante con velas y música que tanto se agradece después del trabajo. Si llegas tarde a casa y tienes obligaciones que te impiden darte ese capricho, piensa en el fin de semana como momento idóneo para cuidarte.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.