Consejos para utilizar el gris en la decoración del hogar


¿Ya te has enterado de que el gris será uno de los colores tendencia de este año? ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Atemporal y elegante, es perfecto para todo tipo de estancias. Además, es importante tener en cuenta que se trata de un color muy versátil, pudiendo estar presente en todo tipo de elementos (muebles, paredes, textiles, complementos…), en estancias de todos los estilos (nórdicos, vintage, minimalistas…) y combinado con un montón de tonalidades de la paleta cromática. Aunque es muy fácil de utilizar, hoy queremos darte algunos consejos para usar el gris en la decoración del hogar. ¿Te gustaría acompañaros?

Sabiduría y paz

Aunque en el mundo occidental el gris está relacionado con la soledad y la tristeza, en oriente tiene connotaciones más positivas: sabiduría, serenidad, paz… Sin duda, estas tres cualidades son ideales para tenerlas en nuestro hogar. Por eso, nos parece ideal para utilizarlo en la decoración de las diferentes estancias de la vivienda. Además, como te acabamos de comentar, está muy de moda en estos momentos. Eso sí, es importante que a la hora de utilizarlo en tu casa tengas en cuenta algunas consideraciones.

Gris y blanco

Para tener éxito con el uso del gris en la decoración del hogar es importante combinarlo con los colores adecuados. Lo bueno es que es que encaja perfectamente con numerosos tonos de la paleta cromática. Aun así, la combinación que mejores resultados da es la de gris y blanco, creando espacios elegantes y relajantes. Esta combinación es ideal para dormitorios, baños y salas de estar, aunque realmente podrás utilizarla en cualquier estancia. Lo mejor, eso sí, es que el blanco tenga más protagonismo para no restar luminosidad y amplitud visual. Por ejemplo, puedes optar por pintar las paredes de blanco y optar por muebles grises, como puedes ver en el salón que te mostramos en la siguiente imagen. Por supuesto, combinando el gris con otros colores neutros, como el beige, también lograrás estancias llenas de paz y tranquilidad.

Otro tipo de sensaciones

Por supuesto, también podrás utilizar el gris con otros colores, aunque en este caso conseguirás sensaciones diferentes. Por ejemplo, si quieres crear un ambiente de lo más romántico, puedes mezclar el gris y el rosa. En cambio, para aportar luminosidad y alegría a las estancias, puedes optar por el verde o el amarillo. Sin duda, esta es una fantástica solución para las habitaciones infantiles y juveniles.

Una estancia monocolor

Otra buena idea es optar por una decoración monocolor en gris, si bien es cierto que para tener éxito con esta alternativa deberás utilizar diferentes tonos de gris, siendo los más claros los que deberán tener un mayor protagonismo. Además, no es mala idea que añadas toques de tonalidades llamativas o claras para que la estancia no resulte demasiado fría o apagada. Podrás hacerlo a través de los textiles o los objetos decorativos.

Gris en una sola pared

Aunque el gris puede estar presente en las paredes si escoges una tonalidad clara y la estancia está bien iluminada, lo mejor es no optar por este color para todas las paredes. De hecho, la mejor opción es pintar una sola pared de cualquier tono de gris para destacarla del resto. Por ejemplo, en el dormitorio ésta puede ser una genial idea para la pared del cabecero. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en el dormitorio de matrimonio de la siguiente imagen.

En muebles y suelos

Por último, queremos comentarte que, aunque podrás utilizar el gris en cualquier elemento del hogar, donde más luce es en muebles y en suelos. Además, puede quedar genial como tapizado de sofá.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.