Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

¡Tu casa se va a poner morada!

Decorar la casa con tonos violetas puede paracernos como algo singular o extravagante. Pero gracias a su variedad tonal (morados, lilas, fuscias) nos puede dar mucho juego para decorar nuestro hogar. ¡Aprende a utilizar el color violeta en tu casa con los consejos del blog de decoración de Muebles BOOM!

El violeta es un color que se obtiene mezclando el rojo y el azul, un color poco frecuente en la naturaleza.  También es uno de los colores preferidos por las chicas, de ahí que se utilice mucho en la decoración de dormitorios al que se les quiere dar ese aire femenino. Como éste de la imagen qué se respira femineidad por los cuatro costados. Sin embargo, su utilización no debería quedar restringida sólo a estos casos porque, dada su amplia variedad de matices, morados, lilas, fuscias… puede dar mucho más juego en la decoración.

Mira dónde puedes utilizarlos

Nosotros te diríamos que puedes decorar toda la casa con el muebles color violeta. Eso sí, te aconsejamos que reserves los tonos más suaves como el malva, los lilas claritos o los violetas pálidos para aquellas habitaciones en las que quieras crear ambientes sobrios y serenos, por ejemplo en los cuartos infantiles o en los baños.

Aunque es cierto que en esta última estancia bien puedes ampliar la gama de tonalidades a otras más oscuras siempre y cuando las matices. Mira este ejemplo, la pared, blanca en la zona superior y con un mosaico en gris y malva claro en la inferior, atenúa la rotundidad del frente lacado en berenjena del mueble bajolavabo. Se trata de una pieza muy práctica que dispone de una puerta abatible y un cajón, y que está tratado para resistir la abrasión.

 

Los tonos más vibrantes, son buenas opciones para decorar cocinas o habitaciones de adolescentes en los que debe primar la vitalidad; por supuesto también en el salón si ésta es la sensación que le quieres dar. Mira qué alegre resulta la tonalidad de la mesa y las sillas de este conjunto para office. Conseguirás levantar el ánimo y la decoración de la cocina por muy plana que sea la decoración. Y además, la mesa es súper practica porque es extensible.


Por último ten en cuenta que los tonos más oscuros son perfectos para dar lugar a espacios elegantes y chics en los que busques recrear ambientes sofisticados y algo fuera de lo habitual.

¡Combínalo! ¡Que no se te suban los colores!

El violeta es un color secundario, ya hemos dicho que compuesto por el rojo y el azul, lo que permite combinarlo con una amplia variedad de colores creando o contrastes muy interesantes o armonías muy delicadas.
Si eres atrevido, te retamos a que lo juntes con verdes, azules, amarillos. Si por el contrario prefieres lo seguro, su unión con el blanco es de lo más acertada.

Otra posible combinación es con el negro. Sin embargo debemos advertirte que, aunque se trata de una unión que crea ambientes muy sofisticados, puede llegar a cansar. Nosotros te recomendamos que la utilices en pequeñas piezas que no resulten demasiado protagonistas en la decoración, como mesitas auxiliares, en los textiles (cojines, cortinas…) o, en grandes piezas pero sólo decorando ciertas partes y no la totalidad del mueble.

 

Salir de la versión móvil