Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Azul el color perfecto para decorar en verano

dormitorio-matrimonio-02 MAT MOD 06

El color azul es el color del verano 2014 ¿Te animas a decorar tu hogar en la época estival? Pues uno de los colores que no podrá faltar en tu casa será el azul, que no solo es el color más frío de la paleta cromática, sino que también es relajante y armónico, siendo ideal para calmar los nervios y para refrescar los ambientes, algo muy útil en esta época del año, cuando todos buscamos soluciones para conseguir una casa menos calurosa sin necesidad de recurrir al aire acondicionado, que supone un gasto enorme.

Para todas las estancias y elementos

Una de las grandes ventajas que tiene este color es que es ideal para todas las estancias de la casa (dormitorios, salones, baños, comedores…) y para todos los elementos que forman parte de la decoración (paredes, textiles, accesorios, muebles…). Además, según los informes de Pantone para el 2014, el azul es uno de los colores tendencia este año. Por eso, si te gusta el azul, no dudes en incorporarlo a tu vivienda en cualquiera de sus opciones porque seguro que acertarás, especialmente durante el verano. De hecho, hasta un sofá azul puede quedar bien en el salón si este es luminoso y amplio.

Azules claros

Como te hemos comentado al principio, el azul es un color relajante y armónico que transmite paz, frescura y pulcritud. Además, siendo uno de los tres colores primarios combina perfectamente con el resto de tonalidades, lo que nos facilita enormemente la decoración. Eso sí, existen diferencias entre los azules claros y los oscuros. Así, si lo que quieres son estancias más luminosas y claras, deberás decantarte por los tonos más suaves, aunque para ambientes más alegres puedes decantarte por un azul un poco más fuerte. Si los combinas con muebles de color blanco, el resultado será espectacular. Lo puedes comprobar en el siguiente dormitorio blanco con toques decorativos en azul. ¿No te parece de lo más relajante y fresco?

También podrás combinar los azules claros con otros colores, como amarillos, naranjas, marrones, vedes o lilas.

Azules oscuros

En cambio, los azules oscuros son más adecuados para espacios como el salón, pudiéndolos combinar con cremas, grises, beige y, por supuesto, con blancos. Lo que conseguirás con estas combinaciones serán estancias realmente elegantes.

 

Cuidado con los espacios

Aunque la elección de un color y otro dependerá sobre todo de tus gustos y los de tu familia, también es importante que tengas en cuenta las características de tu vivienda. Así, si se trata de estancias pequeñas o con poca iluminación natural, lo mejor es que te decantes por azules claros, ya que de lo contrario el azul lo único que aportará será oscuridad. Y si finalmente te decides por un azul oscuro, independientemente del tamaño de la habitación es mejor que no pintes todas las paredes del mismo tono, ya que el espacio parecería más pequeño y, además, podría producir una sensación de agobio.

Diferentes tonalidades de azul

Por otro lado, debes tener en cuenta que no es muy buena idea elegir el mismo tono de azul para todos los elementos de la estancia, ya que la decoración podría resultar demasiado monótona y aburrida. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en el siguiente dormitorio juvenil en azul, donde muebles, paredes y textiles son de diferentes tonalidades de azul.

 

Cuidado con las luces

Por último, queremos advertirte que dependiendo de la luz artifical con la que cuente tu vivienda, el azul se verá diferente. Así, con luces incandescentes el azul se vuelve más gris; con fluorescentes se gana en luminosidad y claridad; y con luces amarillentas u ocres se vuelve más verde.

Salir de la versión móvil