Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Decorar habitaciones infantiles y juveniles grandes

cama-juvenil-mesita-de-noche-y-armario-estilo-moderno
Siempre estamos dando conejos para decorar hogares pequeños pero, ¿qué pasa con los que tienen la suerte de tener una casa con muchos metros cuadrados? Sí, ya sabemos que son la minoría, pero también existen las viviendas grandes o, al menos, las que cuentan con una habitación con mucho espacio. Por eso, hoy hemos decidido hablar sobre los dormitorios infantiles y juveniles grandes.

Camas

Cuando se trata de decorar habitaciones infantiles pequeñas no nos queda más remedio que recurrir a soluciones multifuncionales como las camas con cajones o, en el caso de los dormitorios compartidos, las camas nido, las que son tipo tren o las literas. Sin embargo, en estancias con muchos metros cuadrados existe la posibilidad de escoger una cama individual de las de toda la vida. El resultado puede ser de lo más atractivo, como puedes ver en la habitación juvenil moderna de la imagen. Además, estas camas son muy prácticas, ya que, entre otras cosas, facilitan la limpieza.

 

El resto de muebles

Si te sobran metros cuadrados tampoco tendrás que preocuparte mucho del resto de muebles, pudiendo escoger los que realmente te gusten. Lo que nosotros te aconsejamos es que optes por una amplio armario para poder guardar todas las cosas del pequeño. Y es que a medida que van cumpliendo años, los niños y, sobre todo las niñas, van acumulando ropa y accesorios que luego no sabemos dónde meterlos. Así, cuanto más espacio de almacenaje tengas en la habitación, mucho mejor. Además, te recomendamos que añadas una mesita de noche justo al lado de la cama. Este mueble resulta súper práctico, ya que el pequeño podrá poner ahí una lámpara de mesa para poder leer por la noche, la botella de agua para no tener que levantarse en medio de la noche, el despertador, el libro…


En cuanto al escritorio, te recomendamos ponerlo lo más alejado posible de la cama para que el pequeño no tenga que irse a dormir teniendo a la vista todas las tareas que tiene pendientes. Por otro lado, lo ideal es que éste cuente con el espacio suficiente para que el niño pueda colocar todas las cosas que le hacen falta para hacer los deberes (la libreta, los libros, el ordenador…) y con cajones para tener todo lo necesario a mano. Además, tanto a los niños como a los adolescentes les encantará tener asientos para acoger a sus amigos. Un puf, sin duda, puede ser la pieza ideal, ya que también les permitirá tener un sitio cómodo para leer, jugar a la consola o, simplemente, descansar. Por supuesto, lo ideal es que lo escojas de colores o estampados divertidos.

Colores

Una de las grandes ventajas de las habitaciones infantiles grandes es que se puede optar por todo tipo de colores, algo que los más pequeños de la casa agradecerán enormemente. Y es que en habitaciones pequeñas lo más adecuado es escoger colores claros tanto para las paredes como para los muebles. Por ejemplo, en el dormitorio juvenil que puedes ver en la siguiente fotografía se utiliza un color azul oscuro que le da un toque varonil a la estancia y que queda genial con el mobiliario inspirado en la Union Jack. Eso sí, por muy grande que sea la habitación no te recomendamos que te decantes por tonalidades oscuras, ya que el resultado podría ser demasiado triste.

 

Habitaciones compartidas

Si se trata de una habitación compartida, lo mejor es contar con camas individuales, aunque hay muchos niños que prefieren las camas tipo tren. Y lo cierto es que no es mala idea, ya que estos muebles son la mar de divertidos.

 

Salir de la versión móvil