Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Decorar salones en blanco y negro

 

¿Sabes que este año el binomio blanco-negro volverá a ser protagonista? ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Aunque, en realidad, la decoración con estos dos colores nunca ha pasado de moda, en 2016 será una de las tendencias estrella, plantándole cara al todopoderoso gris, que en estos momentos está en la cresta de la ola, y al azul serenitiy y al rosa cuarzo, que son los colores escogidos por Pantone para este año. La combinación del blanco y el negro es perfecta para cualquier estancia del hogar, aunque si hay un lugar de la casa donde el binomio es bienvenido es en el salón. Hoy te damos las claves para decorar salones en blanco y negro. ¿Te apetece acompañarnos?

Aportar calidez con otros colores

Aunque te pueda aparecer algo atrevido, el uso del binomio blanco y negro es una apuesta segura para cualquier estancia del hogar, especialmente para el salón. Y es que la combinación de estos dos colores te permitirá crear ambientes elegantes y muy modernos. Eso sí, los expertos en decoración siempre recomiendan añadir algunas pinceladas en otro tipo de tonalidades para darle algo de calidez a la estancia, siempre y cuando no te decantes por el estilo minimalista, que también permite el uso de otros colores en pequeñas cantidades. Lo bueno es que el blanco y el negro pueden combinarse con cualquier tono de la paleta cromática. Puedes ver un ejemplo de lo que te estamos contando en la imagen que te mostramos a continuación. En ella, los muebles de salón en blanco y negro se combinan con una pared en otro tono neutro.

 

Elegancia, luminosidad y amplitud

Este binomio no ha pasado de moda desde que en los años 20 inundara buena parte de los hogares de todo el planeta. Eso sí, aunque siempre ha estado presente, a lo largo de los años ha ido ganando y perdiendo protagonismo. Ahora estamos en un momento en el que es una de las combinaciones estrella. Uno de los motivos de que haya tenido tanto éxito durante el último siglo es que resulta una combinación perfecta, ya que mientras el negro aporta elegancia y glamour, el blanco proporciona luminosidad y amplitud a los espacios. Por eso, resulta ideal para el salón, que suele ser la estancia en la que pasamos más tiempos y recibimos las visitas.

Combinación adecuada

Lógicamente, solo lograrás espacios elegantes, glamurosos, amplios y luminosos si combinas el negro y el blanco de manera adecuada. Así, debes saber que el negro no es adecuado para pintar las paredes del salón, ya que se trata de un color que consume demasiada luz, y ya sabes que en esta estancia debe predominar la luminosidad, especialmente la natural. De la misma manera, los colores oscuros en superficies amplias hacen que los espacios parezcan más pequeños de lo que en realidad son. Tampoco se recomienda escoger las cortinas en negro, ya que no dejarán entrar la luz natural en la estancia. Lo que sí que es buena idea es escoger todas o algunas de las piezas de mobiliario en negro. Además, se llevan mucho las composiciones que combinan estos dos colores. Por supuesto, si tu comedor está unido al salón, también es buena idea decantarse por una mesa de comedor que combine ambos colores, como la que puedes ver en la siguiente imagen.


Si lo prefieres, también puedes decantarte por el blanco para paredes y muebles y utilizar el negro para algunos textiles y los objetos decorativos. Además, debes saber que tanto un sofá blanco como un sofá negro quedarán perfectamente en el salón.

Salir de la versión móvil