Dormitorio para dos, tres… y más

Compartir dormitorio, además de divertido para los hermanos, es también una necesidad en muchas familias, ¡y no digamos en las que son numerosas!. Pero incluso en aquellas con un solo hijo, contar con una o varias camas extra en el dormitorio infantil o juvenil es un deseo bastante habitual. De otra forma, ¿dónde podrían quedarse a dormir sus amigos?. Ahora bien, dado el escaso espacio que solemos tener en las casas, ¿es esto posible?. Veamos las posibilidades que los fabricantes de muebles nos ofrecen.

La opción tradicional

Sólo si dispones de suficiente espacio, te recomendamos seguir la tradición y amueblar el dormitorio juvenil con dos camas ‘normales’, porque sí es cierto que resultan más cómodas y fáciles de hacer. Para aprovechar al máximo el espacio conviene analizar la planta de la habitación y colocarlas de acuerdo a ésta. Si es alargada, la mejor manera es situar una cama a continuación de otra, adosadas a una pared, y dejar la de enfrente despejada para colocar armarios, estanterías… Al liberar el espacio central, el cuarto parecerá más amplio.
En el caso de que la planta sea cuadrada, mejor que las camas se sitúen en paralelo, con el cabecero adosado a la pared, y el resto del mobiliario a su alrededor; recuerda que debe quedar suficiente espacio de paso libre para rodear la cama, como mínimo 40 cm.

Para que el conjunto resulte más ligero, en lugar de la cama, cabecero y pies unidos por una estructura, puedes poner sólo el somier acompañado de un cabecero; si eliges éste con alegres dibujos a tus hijos les encantará.

 

dormitorio-juvenil-35 JUV BOO 15

 

Para aprovechar el espacio en vertical…

El mercado te ofrece una variada selección de camas altas, una opción interesante si los techos de la habitación lo permiten. Y decimos ésto porque, antes de decantarse por una cama de este tipo hay que medir bien la altura de la cama y la del techo del cuarto para estar seguros de que quedará espacio suficiente para que la persona que duerma en la cama de arriba pueda incorporarse sin destrozarse la cabeza.

Otra opción son las literas de toda la vida; una solución que libera un espacio aprovechable para colocar otros muebles. Ahora hay modelos que permiten adaptar un cajón de arrastre en la de abajo, lo que proporciona una cama más. Adéntrate en nuestra tienda online y verás éste y otros interesantes modelos.

 

litera-juvenil-25 JUV LIT 04

 

Pero como casi todo en la vida, las literas han evolucionado y ahora los fabricantes de muebles ofrecen multitud de variantes. Como las literas en L (con la cama baja orientada en ángulo recto respecto a la superior para aprovechar las esquinas) o las tipo tren que, además de camas a distinta altura, incorporan armarios, cajones… Y en muchas de ellas debajo de la superior aún queda espacio para poner una mesa de estudio, una zona de juegos…

Hay incluso modelos abatibles que permiten mantener completamente despejada la habitación durante el día y contar con dos camas por la noche.

 

dormitorio-juvenil-2 JUV LIT 09

 

Todo en uno: modelos compactos

Antes se las llamaba cama-nido, ahora han adquirido esta nueva denominación al tratarse de “bloques” que ofrecen mil y una posibilidades: dos o tres camas, cajones… Incluso mesas de estudio que se extraen de entre las camas. Y todo con diseños muy actuales y alegres colores, ideales para los dormitorios juveniles. Eso sí, ten en cuenta que para poder utilizar la cama (o camas) que se extraen, por delante de ellas deben quedar libres unos 90 cm.

 

dormitorio-juvenil-02 JUV MOD 38

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.