El blanco en la decoración de habitaciones de bebé


¿Vas a tener un hijo? ¡Pues antes de nada queremos darte nuestra más sincera enhorabuena! Y es que no hay mejor experiencia en la vida que traer al mundo una nueva criatura. Eso sí, deberás armarte de paciencia, porque un bebé te traerá muchas comeduras de cabeza, incluso antes de nacer. Por ejemplo, antes de que llegue al mundo deberás tener preparada su habitación, para lo que deberás tener muchas cosas en cuenta: el sexo del bebé, las dimensiones de la estancia, las piezas de mobiliario imprescindibles, los textiles necesarios… Lo ideal es comenzar con esta tarea pasado el primer trimestre pero antes de que lleguen las últimas semanas para que puedas aprovechar éstas para descansar y prepararte mentalmente.

Una de las cosas que deberás decidir a la hora de acondicionar la habitación del bebé será los colores que van a primar en la estancia. Lo que hoy queremos hacer es hablarte de uno de los más utilizados en decoración y en su aplicación en este tipo de dormitorios. Como habrás podido imaginar, nos estamos refiriendo al blanco, una apuesta más que segura.

Ventajas del uso del blanco en habitaciones infantiles

Como ya te hemos comentado en numerosas ocasiones, el blanco es un color que ofrece muchas ventajas a la hora de decorar las diferentes estancias del hogar. Por eso, no es de extrañar que sea uno de los tonos más utilizados en los hogares de todo el planeta. En el caso de las habitaciones infantiles, es perfecto no solo porque resulta súper luminoso y amplia el espacio visualmente, sino porque proporciona una sensación de relax. Por otro lado, es importante tener en cuenta que resulta un color de lo más versátil, encajando perfectamente tanto en habitaciones infantiles femeninas como masculinas; y en ambientes de diferentes estilos: modernos, vintage, clásicos, nórdicos… En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de habitación de bebé moderna decorada en blanco.

Cómo usar el color blanco

Lo más normal es decantarse por el blanco para las paredes, mientras que el mobiliario de madera aporta un toque acogedor y los textiles y complementos las notas de color. Sin embargo, puedes optar por muchas más opciones. Por ejemplo, puedes escoger el blanco para todos los elementos de la estancia, añadiendo tan solo unos pocos detalles en tonalidades más alegres. Otra buena alternativa es decantarse por mobiliario en blanco y pintar las paredes en otras tonalidades que pueden estar presentes también en textiles y objetos decorativos. Lo bueno del blanco es que podrá estar presente en todo tipo de elementos.

Blanco y tonos neutros

Aunque una habitación infantil monocolor es posible, lo cierto es que no es del todo recomendable, ya podría resultar demasiado fría. Por eso, lo mejor es combinar el blanco con otro tipo de colores. Las posibilidades son numerosas, ya que este color combina con todas las tonalidades de la gama cromática. Una opción que da resultados magníficos es la de combinar el blanco con los tonos neutros, pudiendo optar por el primero para mobiliario y los segundos para paredes y techos o viceversa. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en el dormitorio de bebé de la siguiente imagen.

Blanco y otros colores

Otra recurso muy utilizado es el de combinar el blanco con el rosa, en el caso de habitaciones de niñas, o el azul en habitaciones de niños. En este sentido, las posibilidades también son numerosas, ya que podrás escoger desde piezas de mobiliario en estos tonos, hasta complementos o accesorios decorativos que den el toque de color. Por supuesto, también podrás mezclar el blanco con tonalidades más llamativas, aunque al ser una habitación de bebé, lo ideal es que éstas estén presentes en el espacio de manera discreta: en un cuadro, en los juguetes, en una colcha…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.