Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Errores a evitar al planificar la compra de muebles

¿Vas a comprar muebles próximamente? Si la respuesta es afirmativa, debo decirte que lo mejor que puedes hacer es planificar esa compra, ya que no se trata de una compra cualquiera, sobre todo si tienes que amueblar todas las estancias de tu hogar o gran parte de ellas.

En este artículo hemos recopilado una serie de consejos para que no cometas errores a la hora de comprar mobiliario, así que te recomiendo tomar nota de todo lo que viene a continuación.

No tomar medidas

De lo primero que hay que hacer es tomar medidas. Sin ellas, lo más probable es que cometas errores de bulto, ya que es lo más importante que debes hacer. Y cuidado, porque no basta con tomar única y exclusivamente las medidas de longitud, que son las más habituales. También hay que tener muy presente lo que hacen los muebles de altura y profundidad, ya que solo así puedes asegurarte de estar comprando el mueble que realmente necesitas. De lo contrario, puedes llegar a tener problemas a la hora de colocarlo. Además, si lo que buscas es un mueble a medida, tendrás que medirlo perfectamente, dando algo de margen para que luego no te encuentres con problemas para colocarlo en su sitio.

No establecer un presupuesto realista

Otro tema importante es el que tiene que ver con el presupuesto que destinas a la compra de muebles. Si no fijas un presupuesto realista, tendrás la sensación de pierdes el control y es probable que acabes gastando más dinero del que deberías gastar. Además, también puede pasar que empieces gastando mucho dinero en unos muebles y tengas que gastar poco dinero en los últimos muebles que adquieras, algo que no hace falta decir que puede crear unos contrastes y unas diferencias de calidad que se notan y quedan francamente mal.

Valorar solo el precio

El precio está muy bien, y en Muebles Boom es algo que tenemos muy en cuenta a la hora de presentar nuestros productos a nuestros clientes. Sin embargo, también hay que pensar en la calidad de los muebles, por lo que el objetivo debería ser centrarse en la mejor relación calidad-precio posible. Solo así tendrás la sensación de haber acertado.

Dejar de lado la funcionalidad

A todos nos gusta que los muebles que vamos a comprar sean bonitos, y de hecho es de lo primero en lo que nos fijamos a la hora de adquirirlos. Sin embargo, es un gran error dejar de lado el hecho de que los muebles también sean funcionales, puesto que deben servir de algo, deben tener un objetivo con el que hacer que nuestro día a día sea más cómodo.

No pensar en la calidad y el largo plazo

Es cierto que hoy en día vivimos en un mundo que cambia muy rápido y a nosotros también nos gusta cambiar. Sin embargo, cuando se trata de hacer una inversión tan importante como la que supone amueblar un hogar, lo que también queremos es que los muebles duren muchos años. De ahí que sea tan importante valorar la calidad y solo quedarse con aquellos muebles que tienen una relación calidad-precio notable en función de la resistencia de los mismos.

Salir de la versión móvil