Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Habitaciones de bebé decoradas en azul


¿Vas a tener un bebé próximamente? ¡Pues lo primero que queremos hacer es darte nuestra más sincera enhorabuena! Y es que seguro que a estas alturas ya sabrás que se trata de la mejor experiencia que alguien puede vivir. Eso sí, aunque seguro que estás viviendo momentos muy bonitos, también estarás un poco nervioso/a por todo lo que tienes que preparar antes de la llegada del pequeño o la pequeña. Para ponértelo un poquito más fácil, hoy queremos ayudarte a que decores su habitación. En concreto, vamos a proponerte que apuestes por un color que nunca pasa de moda y que, al contrario de lo que pueda parecer, es ideal tanto para las habitaciones de niños como de niñas. Nos estamos refiriendo al azul, que transmite tranquilidad y es ideal para propiciar la relajación y el descanso.

Tanto para niños como para niñas

Como te acabamos de comentar, aunque tradicionalmente se ha utilizado el azul para decorar habitaciones infantiles de niños, lo cierto es que también es una excelente idea escoger este color para las habitaciones de las pequeñas de la casa. Y es que, como ya te hemos dicho, se trata de un color relajante. Por tanto, si quieres que tu pequeño o pequeña duerma plácidamente durante sus primeros meses de vida, no es mala idea apostar por el azul, eso sí, sobre todo en sus tonalidades más suaves, como puedes ver en el siguiente dormitorio de bebé. Además, el azul es perfecto para dormitorios infantiles compartidos por niña y niño.

Cuidado con los azules oscuros

Aunque el azul es un buen color para decorar habitaciones infantiles, hay que tener cuidado con los tonos más oscuros e intensos, ya que a pesar de ser muy elegantes, pueden producir una sensación de oscuridad. Además, ya sabes que los tonos oscuros empequeñecen los espacios visualmente. Por eso, solo recomendamos este tipo de colores para dormitorios de bebé que sean lo suficientemente grandes y que reciban mucha luz natural. Si no es el caso, también podrás apostar por ellos para pequeños detalles.

Combínalo con otros colores

A la hora de utilizar el azul en habitaciones de bebé tienes muchas opciones. Eso sí, no te recomendamos que apuestes por una decoración monocolor, ya que la estancia podría resultar muy aburrida, aunque utilices diferentes tonos de azul. Así, lo que te aconsejamos es que combines este relajante color con otros tonos. Una apuesta segura es el blanco que, además, te ayudará a dar luminosidad a la estancia y a ampliar el espacio. También es buena idea que lo combines con otros tonos neutros, como el beige, el gris o los tonos madera.

El azul en paredes

Como te acabamos de comentar, puedes utilizar el azul de múltiples formas. Una de las opciones más habituales es apostar por este color para las paredes. Si te decantas por esta opción, puede ser una genial idea que apuestes por muebles blancos y que añadas algún complemento u objeto decorativo en azul, como puedes ver en el dormitorio de bebé de la siguiente imagen. Por supuesto, también es buena idea que pintes las paredes en blanco u otro tono neutro y destaques una única pared en azul.

El azul en muebles, complementos y decoración

También puede ser una genial idea que apuestes por muebles en color azul. Y es que ya sabes que en habitaciones infantiles siempre podemos dejar volar nuestra imaginación. De hecho, en el mercado encontrarás una gran cantidad de piezas de mobiliario para bebés en azul o que combinan este color con otros tonos, especialmente con el blanco. Por supuesto, también es una buena alternativa introducir el azul a través de los textiles, los complementos y los objetos decorativos.

Salir de la versión móvil