Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Ideas para ahorrar en la decoración de una habitación infantil

Cuna convertible

Decorar una habitación infantil es uno de los grandes retos decorativos a los que se enfrentan muchas familias. Lo es porque queremos que quede bonita y que sea del agrado del pequeño, y también porque intentamos gastarnos lo mínimo posible sin renunciar a la calidad y a un resultado excelente.

Para que puedas cumplir tus objetivos en la decoración del dormitorio infantil hemos preparado una serie de ideas que te van a venir muy bien. Como verás, las puedes poner en práctica desde el primer día, así que toma nota y empieza a ahorrar.

Piensa en el largo plazo

Cuando se trata de un bebé lo tenemos claro. Compramos la cuna, el cambiador y todo lo imprescindible para que el recién nacido lo tenga todo en su habitación. Sin embargo, hay que pensar que ese bebé crecerá en muy poco tiempo y se convertirá en un niño con otras necesidades. Es por ello que tenemos que pensarnos muy bien cualquier compra antes de cometer un error. Lo ideal es tener en cuenta cómo irá evolucionando la distribución de la habitación, para lo que se recomienda comprar muebles de los que se adaptan al crecimiento del niño. Eso sí, debes saber que ese tipo de muebles requieren una inversión inicial más elevada que el resto, aunque lo bueno es que con el tiempo los amortizas.

Pinta la habitación

Una habitación infantil recién pintada parece otra. Si el niño ya sabe lo que quiere y tiene un color favorito, deberías escucharle para tenerlo en cuenta. Eso sí, no le hagas caso si consideras que su decisión será perjudicial. ¿Un ejemplo? Que quiera pintar todas las paredes de un color rojo oscuro que se comerá la poca luz natural que tiene la habitación. Muéstrale una paleta de colores que se pueden utilizar y que elija. Recuerda que también puedes pintar los muebles para darles una segunda vida.

Muebles multifuncionales

Los muebles multifuncionales están de moda, y la verdad es que no nos extraña. Son capaces de hacer más de una función a la vez y eso nos ayuda a ahorrar espacio. Además, no solo solucionan uno de los problemas más frecuentes en los pisos de hoy en día, sino que también nos ayudan a ahorrar dinero, ya que tenemos que comprar menos muebles.

Decoración de paredes

Pintar las paredes es un primer paso, pero decorarlas es un segundo paso que deberías dar si quieres cambiar la decoración de una habitación infantil gastando lo mínimo posible. Basta con colocar vinilos o estanterías para darles otra cara. A nosotros nos encantan esas estanterías con forma de tipi que suelen ser de madera y que están pintadas de color blanco, rosa o azul pastel.

Manualidades

Si eres lo suficientemente manitas como para atreverte, te recomiendo que seas tú mismo quien decores la habitación recurriendo a algunas de las muchas manualidades que encontrarás en Internet. Hay vídeos a modo de tutorial que te ayudan a crear cualquier cosa de la forma más sencilla posible. Puedes empezar con un DIY fácil y subir el nivel a medida que cojas confianza y quieras dedicarle más tiempo a las manualidades.

Muebles usados

Los muebles usados también te pueden sacar de un apuro. Es probable que algún familiar te pueda dejar un mueble que ha dejado de utilizar porque sus hijos ya son grandes. Eso si no lo han vendido antes, porque hoy en día existen plataformas de compraventa de todo tipo de objetos de segunda mano. ¿Qué es lo bueno? Que se talan menos árboles y las fábricas contaminan menos. Eso sí, debes estar dispuesto a aceptar que tus muebles no serán nuevos, algo que no suele hacernos mucha gracia cuando se trata de amueblar la habitación de los pequeños.

Salir de la versión móvil