Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Ideas para decorar con pufs

Hay que reconocer que los pufs se han convertido en un elemento decorativo a tener muy en cuenta. Al principio pasaban bastante desapercibidos porque no se sabía bien bien para qué podían servir, pero es evidente que con el paso del tiempo se ha hecho un hueco entre los muebles auxiliares más codiciados.

En este artículo te daremos algunas ideas para decorar con pufs. Son ideas que podrás ver cómo quedan en redes sociales como Instagram o Pinterest, donde las mejores deco-influencers del momento exhiben sus pufs para demostrar que son maravillosos.

Un puf como mesa de centro

¿Te habías planteado alguna vez la posibilidad de que los pufs sean como un centro de mesa? Pueden cumplir con esa función a las mil maravillas siempre y cuando les vayamos a dar un uso apropiado, ya que no tienen la misma rigidez ni la misma estabilidad que las mesas de todas la vida. Es por ello que merece la pena hacerse con uno o dos pufs que tengan la parte superior bastante plana, ya que de lo contrario es poco recomendable colocar cosas encima.

La mesa auxiliar que todo el mundo quiere

Un puf también puede actuar como mesa auxiliar, sin demasiadas pretensiones. Es muy válida para estar colocada justo al lado del sofá, convirtiéndose en un recurso al que muchas veces no podemos recurrir por la falta de espacio. Eso no ocurre con los pufs, ya que suelen ocupar poco espacio y encima añaden un extra de belleza a la decoración del salón.

Un reposapiés perfecto

Otro uso que se le puede dar a un puf tiene que ver con el descanso de nuestras piernas. ¿Por qué? Pues porque es un reposapiés ideal para tumbarse relajadamente disfrutando de una película en el sofá. Además, como he comentado en el punto anterior, a nivel decorativo puede aportar más que un reposapiés al uso, así que hay que considerar la opción del puf para un momento dado.

Crea tu propio puf

Es verdad que en Muebles Boom vendemos pufs de calidad que tenemos que recomendarte, pero no menos cierto es que tú mismo puedes animarte a crear un puf con tus propias manos. Es verdad que no estamos hablando de la manualidad más sencilla del mundo, pero es que con unos neumáticos reciclados ya puedes crear uno. Eso sí, no esperes el mismo nivel de comodidad y ten claro que será una mesa auxiliar o una mesa de centro, pero jamás un asiento.

El asiento que siempre se echa de menos cuando no está

Cuando viene familia a casa uno se siente desbordado. El sofá no tiene suficientes plazas y hay que recurrir a taburetes y otros asientos. ¿Qué recurso te vendrá que ni pintado? El de los pufs, no cabe duda. Se almacenan con relativa facilidad y aparecen cuando más los necesitas. Es por ello que siempre recomiendo tener pufs para ofrecer esos asientos extra que tanto se necesitan cuando vienen familiares y amigos a casa.

Una alternativa para el almacenamiento

¿No tienes espacio en tu habitación o en el salón? Plantéate la posibilidad de colocar uno de esos pufs que se abren por la parte superior para ofrecer un espacio de almacenamiento extra que se agradece una barbaridad. A nivel decorativo son una maravilla y la verdad es que no pueden ser más prácticos, ya que gracias a ellos podemos guardar objetos de pequeño y mediano tamaño sin que queden a la vista. Por tanto, son un elemento más que se alía a la hora de buscar el orden.

Ahora que ya sabes lo mucho que puede darte un puf, ¿por qué no colocas uno en tu vida?

Salir de la versión móvil