Ideas para introducir el azul en el hogar

Cama juvenil
Uno de los colores que los profesionales del mundo de la decoración y el interiorismo siempre recomiendan a la hora de decorar el hogar es el azul, algo que no es de extrañar, ya que, cuando se trata de decoración, aporta más ventajas que inconvenientes. En todas sus variantes, este color puede aportar una agradable sensación de frescor, limpieza y relajación, por lo que es perfecto para estancias como el dormitorio o el cuarto de baño. Eso sí, también es adecuado para otras zonas del hogar. Otra cosa a tener en cuenta del azul es que puede combinarse con un montón de colores, aunque con el blanco se pueden obtener resultados espectaculares. Si quieres introducir este color en tu vivienda, no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, porque vamos a darte algunas buenas ideas para hacerlo.

En las paredes

Una de las mejores formas de introducir el azul en la decoración del hogar es pintando las paredes en alguna de sus tonalidades. Eso sí, es muy importante que tengas en cuenta que para estancias pequeñas y poco luminosas es preferible optar por tonos claros. De hecho, los profesionales suelen recomendar el azul celeste para este tipo de espacios. Si quieres utilizar un azul intenso u oscuro, lo mejor es que lo hagas tan solo en una o dos paredes, pintando el resto con una tonalidad de azul más clara o con blanco. Aunque podrás pintar en azul cualquiera de las paredes de tu hogar, este color es más adecuado para el cuarto de baño y el dormitorio. Puedes ver un ejemplo de cuarto de baño con pared azul en la siguiente imagen.

Muebles de baño con espejo

En los muebles

Aunque es menos habitual, también se puede introducir el azul a través del mobiliario. Eso sí, lo que nosotros te recomendamos es que lo hagas en pequeñas dosis, ya que lo más adecuado es optar siempre por muebles en tonos neutros, que son los que menos cansan. Así, por ejemplo, en el salón puedes escoger los tapizados en este color. Además, puedes ser una buena añadir un puff en azul. En el dormitorio también puede quedar bien escoger piezas de mobiliario que añadan toques en azul, como en el dormitorio de matrimonio que puedes ver en la siguiente imagen. Eso sí, donde tendrás mayor libertad para escoger muebles azules o con detalles en este color será en la habitación infantil.

Cabecero de matrimonio

En los textiles

Sin duda, una de las formas más sencillas de introducir el azul en el hogar es a través de los textiles. Una de las grandes ventajas de esta opción es que podrás cambiarlos de forma sencilla y económica cuando quieras. Así, podrás decantarte por cualquier tonalidad de azul en cortinas, ropa de cama, alfombras, cojines, manteles, trapos… Como te hemos comentado al principio, combinándolo con el blanco el resultado puede ser espectacular. Además, el azul también puede quedar genial en diferentes tipos de estampados, como los cuadros o las rayas.

Cabecero

En los accesorios y objetos decorativos

Por último, queremos animarte a que introduzcas el azul a través de los accesorios y los objetos decorativos. En este sentido, tienes mucho donde escoger: plantas con flores azules, jarrones, centros de mesa, pinturas donde el cielo y el mar sean los protagonistas… Eso sí, si te decantas por esta opción, procura siempre que los objetos combinen con el resto de la decoración. Lo ideal, así, es que en la estanci haya más elementos azules o que cuadren a la perfección con este color. En el caso de las habitaciones infantiles, también pueden quedar geniales los juguetes en este color, sobre todo si hay otros elementos azules en el dormitorio.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.