Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Ideas para presumir de cocina de estilo nórdico

La decoración de estilo nórdico sigue de rabiosa actualidad. Pasan los años y da la sensación de que no pasará de moda así como así, ya que ha logrado colarse en millones de hogares de todo el mundo por todo lo que es capaz de aportar a nivel estético y funcional.

Hoy, en este artículo, queremos centrarnos en la decoración de la cocina basada en el estilo nórdico, que como verás consiste en seguir los mismos pasos que seguirías en otras estancias de tu hogar, solo que fijándote en ciertas particularidades que son las que pueden marcar la diferencia. ¿Te apetece empaparte de buenas ideas? ¡No te pierdas nada de lo que te vamos a contar a continuación!

Madera como material principal

Como seguramente ya sabrás, no hay un material más apropiado que la madera cuando se trata de darle un aire scandi a tu hogar. Eso también pasa en la cocina, donde la madera se convierte en la gran protagonista haciendo acto de presencia en la encimera y en los muebles. Además, también hay que darle mucho protagonismo a los accesorios de cocina que están elaborados con dicho material, sin esconderlos y permitiendo que se creen bonitos contrastes.

El blanco como color estrella

A la hora de elegir colores, no es ninguna sorpresa que el blanco sea el que más papeletas tiene. El estilo nórdico se nutre de él convirtiéndolo en el color base. A partir de ahí se pueden crear combinaciones añadiendo toques de color. En este caso, gracias al blanco lograrás que la cocina parezca más grande de lo que realmente es, ya que es un color que tiene la virtud de agrandar espacios a nivel visual.

Tejidos naturales

Los tejidos naturales también merecen un apartado en este artículo. No solo hay que contar con ellos en el salón, en el comedor o en el dormitorio. En la cocina también deberían hacer acto de presencia, y más si tenemos pretensiones a la hora de decorar con un resultado de lo más nórdico. Los elementos naturales son fundamentales.

Plantas

Precisamente por esto último que acabo de comentar, las plantas deberían ocupar un lugar privilegiado en tu cocina. Asegúrate de que podrás llevar a cabo el mantenimiento que cada especie necesita, ya que de lo contrario corres el riesgo de acabar con ellas y convertirte en un «mataplantas». Puedes distribuirlas por toda la cocina.

Sillas que añadan color

Como he comentado anteriormente, aunque el blanco sea el color protagonista no podemos renunciar a la alegría que son capaces de transmitir otros colores como el verde, el rojo o el amarillo, por citar algunos ejemplos. Está muy de moda comprar sillas de colores con las que darle a la cocina un toque divertido sin perder de vista los objetivos del estilo de decoración nórdico. Además, no solo puedes combinar sillas de distintos colores, sino que también puedes combinarlas de distintas formas. Hay muchas posibilidades y los límites los pone tu imaginación, así que atrévete y verás que el resultado puede ser sorprendentemente bonito.

Orden

Aunque parezca una tontería, el orden también va muy ligado al estilo nórdico. Es verdad que es necesario en cualquier cocina sea cual sea el estilo decorativo elegido, pero no menos cierto es que en el caso del estilo scandi es primordial. Se valora que no haya muchas cosas a la vista, aunque en ocasiones queda muy bien que las sartenes estén colgadas para tener las superficies de trabajo lo más despejadas posible.

Salir de la versión móvil