Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Ideas para refrescar tu hogar

Hace calor, ¿verdad? En algunos puntos de España es insoportable, así que nunca está de más tener en cuenta una serie de consejos para refrescar tu hogar.

Como podrás comprobar a continuación, son ideas sencillas que podrás poner en práctica cuando quieras, así que no tendrás excusa para no esta fresquito en casa. ¿Empezamos?

Colores refrescantes

Ni se te ocurra decorar con colores apagados durante el verano. Aunque un color no sea capaz de bajar la temperatura, la sensación que uno tiene cambia por completo cuando se rodea de tonalidades como el azul y el blanco, que combinados son los mejores embajadores del estilo de decoración mediterráneo. El verde y el amarillo también se llevan, sobre todo cuando el resultado es tropical.

Espacios despejados

Da la sensación de que uno pasa más calor cuanto más recargado está el ambiente. Lo podemos afirmar cuando hay muchas personas en una misma habitación, y algo parecido sucede cuando estamos rodeados de objetos decorativos por todas partes. Es verdad que la temperatura debería ser la misma y de hecho lo es, pero otra vez estamos hablando de percepciones.

Aire acondicionado y ventilador

Esto no es una percepción, es una realidad que nadie puede poner en duda. Además de refrescarte constantemente bebiendo agua fría, lo mejor que puedes hacer para huir del calor estando en casa es colocar un aire acondicionado o ventiladores, dependiendo de lo que prefieras y del presupuesto que tengas. Hay gente que no soporta el aire acondicionado por su capacidad de resecar la garganta.

Tejidos vaporosos

Nadie te va a decir que retires complementos textiles como las alfombras, los cojines y las cortinas. Eso sí, apuesta por materiales más ligeros y vaporosos para no tener la sensación de que obtienen el protagonismo que obtienen por su grosor. Sin son protagonistas, que lo sean por el toque de color que son capaces de aportar al suelo, al sofá y a las paredes.

Inspiración marinera

Si quieres que tu casa se refresque por completo, nada mejor que decantarse por una decoración de estilo marinero en la que el azul sea el color predominante. No es necesario tener una segunda residencia a menos de 200 metros de la playa para abrazarla, ya que lo que cuenta es sentirse como si estuvieras en un bonito pueblo pesquero. Recuerda que hay motivos marineros como las anclas, los pereces o los faros que no pueden faltar.

Verde que te quiero verde

Como hemos comentado anteriormente, el azul y el blanco no tienen por qué ser los únicos colores capaces de refrescar un hogar en verano. El verde, con sus múltiples tonalidades, también nos puede refrescar. Basta con crear un ambiente natural repleto de plantas que transmita frescura y vitalidad. Lo mejor de todo es que podrás llevártelo a cualquier rincón de tu casa.

Tonos pastel

Seguimos ampliando la paleta de colores, esta vez para hablar de los tonos pastel, que también son perfectos para los meses más calurosos del año. Ayudan a crear una atmósfera dulce y delicada, pero también tienen el poder de refrescar estancias. En habitaciones infantiles quedan de maravilla y eso explica que estén tan presentes en tantas casas.

Terraza conectada con el interior

Si tienes la suerte de contar con una terraza, no dejes que ésta viva separada del interior. Si está conectada con el salón o con la cocina, haz todo lo posible por abrir las puertas y las ventanas de par en par. De esta forma tendrás la sensación de esta fuera estando dentro, así que podrás ver una película o una serie favorita en el sofá de casa como si estuvieras al aire libre.

Salir de la versión móvil