Icono del sitio Blog de decoración de Muebles BOOM

Cómo iluminar el baño

muebles de baño
A la hora de decorar el cuarto de baño debes tener en cuenta un montón de factores: los revestimientos, los sanitarios, el mobiliario, los textiles… Eso sí, una de las claves principales para tener éxito con esta tarea es acertar con la iluminación, sobre todo teniendo en cuenta que los baños suelen ser estancias pequeñas que no disponen de mucha luz natural. Por eso, ¿qué te parece si hoy te ayudamos a iluminar el cuarto de baño?

Luz natural

Lo primero que deberás hacer a la hora de ponerte manos a la obra con la iluminación de tu baño es potenciar la luz natural, que en realidad es lo que deberíamos hacer en todas las estancias del hogar, ya que es la luz más sana y la que destaca más positivamente la decoración. Además, la luz natural tiene la peculiaridad de no modificarlos colores y es más útil para realizar las tareas de precisión que solemos realizar en el baño, como depilarnos, peinarnos o maquillarnos. Por si fuera poco, si tu baño cuenta con la luz natural suficiente, lograrás disminuir tu factura eléctrica.

Para lograr potenciar la luz natural en esta estancia es importante que no obstaculices la entrada del sol con muebles delante de la ventana, cristales opacos, macetas grandes o cortinas tupidas. Por el contrario, deberás optar por ventanas traslúcidas y cortinas con telas finas y de colores claros. Además, te recomendamos escoger colores claros tanto para los revestimientos y el pavimento como para los muebles, y colocar un gran espejo. Un cuarto de baño como el que puedes ver en la siguiente fotografía es perfecto para potenciar la luz natural en esta estancia.

Luz artificial

A la hora de iluminar el cuarto de baño deberás tener en cuenta el tamaño de la estancia, ya que si dispones de pocos metros cuadrados podrás colocar tan solo una luz general en el techo y otra en la zona del tocador. En cambio, si tienes la suerte de contar con un baño grande deberás iluminar artificialmente todas las zonas del baño: la bañera o la ducha, la zona de los sanitarios, los armarios… Lo verdaderamente importante es que la luz artificial resulte cómoda y te ayude a crear una atmósfera relajante a la par que agradable.

Eso sí, la zona del baño en la que deberás poner más ímpetu será en la del tocador. Lo importante en esta área es evitar sombras. Para ello, lo mejor es poner luces laterales o en la zona superior del espejo. Piensa que en este lugar deberás hacer las tareas que necesitan más precisión, como el peinado o el maquillaje. Por otro lado, deberás tener cuidado con la iluminación de la zona de la bañera, teniendo muy en cuenta la seguridad. De hecho, es importante tomar medidas especiales en toda la estancia, ya que aquí se juntas la electricidad y el agua que, como sabes, juntas pueden ser peligrosas.

Las mejores bombillas

Aunque tienes muchos tipos de bombillas para elegir, nosotros te recomendamos dos opciones. Por un lado, las halógenas, que ofrecen una luz nítida y blanca, y, por otro, las de bajo consumo, que son ideales para ahorrar en la factura energética, ya que son capaces de gastar hasta un 80% menos de electricidad que las clásicas bombillas incandescentes. Por si fuera poco, duran mucho más.

Por otro lado, te recomendamos que optes por focos orientables, que te permitirán dirigir la luz hacia puntos concretos.

Salir de la versión móvil